Proponen compartir las esposas para resolver la abundancia de hombres en China

Un académico chino defiende que la solución a la creciente escasez de mujeres en China pasaría por permitir que compartiesen esposa, un fenómeno conocido como poliandria.

Xie Zuoshi, profesor de la Escuela de Economía y Comercio Internacional en la Universidad de Finanzas y Economía de Zhejiang, sostiene que el problema demográfico puede ser analizado desde la perspectiva económica: sería un conflicto entre ricos y pobres, en el que estos últimos deberían compartir la misma esposa.

“Los hombres con altos ingresos se casan con mayor facilidad porque pueden permitirse una esposa, para los que tienen rentas más bajas, una solución es permitir la poliandria; de hecho, en algunas zonas rurales chinas hay hermanos de una familia que comparten una esposa y viven felizmente juntos”, ha defendido en su blog.

El experto aseguró que una de las principales causas de malestar social son las necesidades sexuales incumplidas de millones de hombres y que la poliandria aliviaría el problema, según el diario China Daily.

Xie señala que un desarrollo económico mayor haría que mujeres de África y el Sudeste asiático se mostrasen más atraídas hacia los hombres chinos y también defiende la legalización del matrimonio homosexual como solución.

Más de tres décadas de política del hijo único han provocado serias disfunciones demográficas en China, como el envejecimiento de la población o el desequilibrio entre hombres y mujeres.

En China hay 33 millones de hombres más que mujeres, que no podrán casarse e incumplirán así uno de los deberes fundamentales de una sociedad confuciana.

La frustración de esos millones de “ramas sin hojas”, como se les llama en China, son un quebradero de cabeza para Pekín.

La poliandria no es extraña en China, donde algunos estudios señalan que en tiempos de penurias entre los siglos XVIII y XIX no era raro que las mujeres eligiesen a dos o más maridos y que la sociedad lo aceptase.

Deja una respuesta