El médico y su asesino eran amigos y compañeros de trabajo

SANTIAGO.- El malogrado médico José Miguel Cabrera Luna, de 34 años, y su confeso asesino Miguel Esteban Polanco Marcelino, de 21, eran amigos y laboraban juntos en un centro de salud privado de esta ciudad, dijo ayer una fuente policial a reporteros de Hoy, y agregó que la uniformada profundiza las investigaciones.


“Lo único que puedo decirte es que el doctor pasó a buscar a su amigo cerca de las 8:00 de la noche al lugar de trabajo y parece que luego discutieron y después ocurrió la desgracia”, afirmó el informante, sin entrar en más detalles.

Ayer, la Policía informó el apresamiento de Polanco Marcelino, quien habría confesado haber quitado la vida al doctor.

Deja una respuesta

tres × 3 =