Vladimir Putin se prepara para renunciar en enero, según informe

Vladimir Putin planea dimitir a principios del próximo año en medio de crecientes temores por su salud, afirmaron anoche fuentes de Moscú.

Los observadores del Kremlin dijeron que las recientes imágenes de los reportes mostraron que el hombre fuerte de 68 años tiene posibles síntomas de la enfermedad de Parkinson. Y analistas informados afirmaron que la glamorosa Alina Kabaeva, de 37 años le está rogando que suelte su control del poder.

Los observadores que estudiaron las imágenes recientes de Putin notaron que sus piernas parecían estar en constante movimiento y que parecía tener dolor mientras se agarraba al reposabrazos de una silla.

También se observa que sus dedos se mueven cuando sostiene un bolígrafo y agarra una taza que se cree contiene un cóctel de analgésicos.

La especulación de que su reinado de 20 años – segundo sólo al de Stalin – podría estar llegando a su fin creció a principios de esta semana cuando se redactaron leyes para hacerlo senador de por vida cuando renuncie.

La legislación introducida por el propio Putin fue aprobada apresuradamente por el parlamento para garantizarle inmunidad legal de enjuiciamiento y beneficios del Estado hasta que muera.

El politólogo moscovita Valery Solovei alimentó más especulaciones anoche al sugerir que Putin podría tener síntomas de Parkinson. El académico dijo que también entendía que Alina, la compañera no revelada de Putin, lo presionaba para que dimitiera, junto con sus hijas Maria Vorontsova, 35, Katerina Tikhonova, 34.

Solovei dijo: “Hay una familia, que tiene una gran influencia sobre él. Tiene la intención de hacer públicos sus planes de entrega del poder en enero”. Solovei predijo que Putin pronto nombraría un nuevo primer ministro que se prepararía para ser su eventual sucesor.

Y en 2015, un equipo de investigadores del Departamento de Neurología del Centro Médico de la Universidad de Radboud, en Nimega, Holanda, dirigido por el profesor Bas Bloem, identificó signos en la forma de andar de Putin que podrían indicar la presencia de Parkinson.

Los investigadores observaron cómo el hombre fuerte ruso camina con el brazo izquierdo inmóvil, casi inmovilizado a un lado, mientras que el brazo derecho se balancea libremente.

Las fotos del Presidente dando discursos también lo muestran con su brazo derecho descansando casualmente en un atril, con el izquierdo recto a su lado.

La investigación revisada por pares dice que una caminata que muestra una marcada reducción en el balanceo del brazo en un solo lado puede ser a veces un síntoma de la enfermedad de Parkinson, dice Medical News Today.

Pero el equipo también señaló que podría ser una “caminata de pistoleros”, propia de agentes de la KGB entrenados para mantener sus armas bien sujetas a su lado izquierdo.

Sin embargo, el personal del presidente ha minimizado repetidamente los rumores de que está preparando el camino para una salida política.

Y el Kremlin insistió hoy en que Putin goza de “excelente salud” y “todo está bien con el Presidente”. Un portavoz desestimó las afirmaciones de la enfermedad de Parkinson como “tonterías”. Y el propio Putin ha publicado regularmente fotos de él en plena forma en poses de Action Man cazando, disparando, montando a caballo y jugando al hockey sobre hielo.

Su portavoz Dmitry Peskov dijo de la jugada de ser senador de por vida: “Esta es la práctica que se está aplicando en muchos países del mundo, y está bastante justificada”. “Esto no es una innovación desde el punto de vista de la práctica internacional”.

israelnoticias.com

Deja una respuesta