Respuesta de Israel a protestas en Gaza “puede constituir” un “crimen de lesa humanidad”

Una comisión de la ONU afirmó el jueves que la respuesta de Israel a las manifestaciones en Gaza en 2018 “puede constituir crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad”, y señala que francotiradores apuntaron contra civiles, incluidos niños.

“Los soldados israelíes cometieron violaciones contra los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Algunas de estas violaciones pueden constituir crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad y deben ser inmediatamente investigadas por Israel”, declaró el presidente de la Comisión, Santiago Cantón.

Según la comisión de la ONU, “más de 6.000 manifestantes desarmados fueron alcanzados por francotiradores de élite militares, semana tras semana durante las manifestaciones”.

Los investigadores indicaron que “encontraron motivos razonables para creer que francotiradores de élite israelíes dispararon contra periodistas, personal sanitario, niños y personas discapacitadas, sabiendo que eran claramente reconocibles como tales”.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU estableció la comisión en mayo de 2018 para “investigar las violaciones y presuntos malos tratos […] en el contexto de los asaltos militares llevados a cabo durante las grandes manifestaciones civiles que comenzaron el 30 de marzo de 2018” en Gaza.

A partir de esa fecha, decenas de miles de palestinos de la Franja de Gaza, enclave situado entre Israel, Egipto y el Mediterráneo, se concentraron cada semana cerca de la frontera en la “Marcha del retorno”, que reivindica el derecho de los palestinos a regresar a las tierras de las que fueron expulsados o de las que huyeron con la creación de Israel en 1948.

Israel proclamó reiteradamente que esta protesta masiva estaba orquestada por Hamas, movimiento islamista que dirige la Franja de Gaza y con el que libró tres guerras desde 2008.

Pero los investigadores de la ONU, “las manifestaciones eran de naturaleza civil, con objetivos políticos claramente enunciados” y “pese a algunos actos de violencia importante, la comisión consideró que las manifestaciones no constituían combates o campañas militares”.

Deja una respuesta