La explosión en el ARA San Juan podría haber sido por la baja calidad de las baterías alemanas

El Parlamento argentino está investigando a dos empresas alemanas por el reemplazo de baterías del submarino desaparecido ARA San Juan.

Un grupo de parlamentarios alega que se pagaron sobornos para asegurar contratos y suministrar productos de baja calidad al equipo del submarino.

El Ministerio del Interior alemán recibió una solicitud de información de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento argentino, según confirman altos cargos a la emisora Bayerische Rundfunk.

“Existe la sospecha de que las baterías nuevas no tenían parcial o totalmente la calidad requerida”, aseguró Cornelia Schmidt-Liermann, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores.

“Tampoco conocemos su procedencia, si venían de Alemania o de otro país. Por eso queremos saber qué técnicos estuvieron presentes durante los trabajos y quién firmó el visto bueno de la reparación”, agregó.

La comisión ha solicitado información de dos empresas —Ferrostaal y EnerSys-Hawker—, que firmaron un contrato de 5,1 millones de euros —casi 6 millones de dólares— para reemplazar 964 baterías en el submarino de fabricación alemana.Las preguntas sobre el estado de las baterías en el ARA San Juan han surgido después de que el sumergible informara de un error en sus baterías poco antes de perder el contacto y se le ordenara regresar a la base naval de Mar del Plata.

La comunicación final del ARA San Juan decía que una filtración del agua había provocado un cortocircuito en las baterías y “el comienzo de un incendio”.

Deja una respuesta