Exsecretario del Pentágono ve más posible guerra nuclear hoy que en la Guerra Fría

GINEBRA, SUIZA.— La falta de confianza mutua y la despreocupación de los políticos han hecho que el riesgo de una guerra nuclear hoy sea más alto que en la Guerra Fría, opina el exsecretario de Defensa de Estados Unidos William Perry (1994-1997).

«Estamos al borde de una nueva Guerra Fría […] El riesgo de una guerra nuclear hoy día es más alto que durante la Guerra Fría», dice el texto del discurso que preparó Perry para el Foro Internacional de Luxemburgo sobre la Prevención de una Catástrofe Nuclear.

Recordó que el Reloj del Juicio Final, también conocido como el Reloj del Apocalipsis —un conocido proyecto del Boletín de Científicos Atómicos—, está a dos minutos del fin del mundo, es decir de la catástrofe nuclear.

En los tiempos de la Guerra Fría esa situación se dio una sola vez, en el año 1953, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética ensayaron sus respectivas bombas termonucleares.

«Pienso que hemos llegado a esta situación porque los líderes y los pueblos de los dos países simplemente desconocen el peligro que les acecha, y seguimos actuando de una manera inadecuada», señaló el exjefe del Pentágono, quien no pudo asistir al foro por estar enfermo y pidió que otro participante pronunciara su discurso en Ginebra.

Perry comentó que durante los últimos 20 años tanto Estados Unidos como Rusia «se comportaron irrazonablemente«, pero que ahora «no se trata de determinar quién es el culpable, sino de saber cómo cambiar la situación».

En el caso de Estados Unidos —señaló— se debe renunciar al concepto de «lanzamientos preventivos» (golpe nuclear de respuesta), reducir los poderes unipersonales del presidente en ese terreno e impedir el comienzo de una nueva carrera armamentista.

Perry afirmó que el objetivo final es la destrucción de todos los arsenales nucleares acumulados en el mundo, pero admitió que eso es «poco probable» en un futuro previsible.

A su juicio, se puede cambiar la situación haciendo que ese tema tenga una gran repercusión en la sociedad y explicando a los ciudadanos de a pie que la humanidad está «al borde del abismo nuclear».

«Yo entiendo que nadie podrá resolver ese problema por sí solo, pero cada uno de nosotros puede intentarlo. Yo no puedo hacerlo todo, pero puedo hacer algo», resumió el exsecretario de Defensa de Estados Unidos.

(Sputnik)

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario