En Haití liberan al padre pero dejan secuestrado al hijo que fue a entregar el pago del rescate

Haití.– Después de una semana de secuestro, el propietario de la estación de servicio Bonjour en Mariani, Jean-Marc Condestin, fue puesto en libertad este viernes con un rescate. Sin embargo su hijo, Jean-Baptiste Condestin, quien fue a pagar el rescate, fue secuestrado por la misma pandilla de Grand-Ravine donde secuestraron a su padre.

Según una publicación del periódico haitiano Le Nouvelliste, Jean-Baptiste Condestin, hijo de Jean-Marc Condestin, fue el encargado de llevar el rescate a los secuestradores por la liberación de su padre. Lo acompañaba su tío Mathieu Condestin, hermano de su padre.

De acuerdo al diario haitiano, al llegar a Martissant, un motociclista que los estaba esperando llevó a Jean-Baptiste Condestin a Grand-Ravine donde su padre fue secuestrado. Después de pagar el rescate, los secuestradores liberaron al padre y detuvieron al hijo ”, informó Marc-Antoine Nesi, portavoz de la Asociación Nacional de Dueños de Gasolineras (ANAPROSS), en la radio Magik 9.

Los secuestradores pretendían que el rescate no era suficiente, denunció Marc-Antoine Nesi, destacando que el señor Condestin, el padre, se encuentra actualmente hospitalizado.

Jean-Baptiste Condestin está actualmente secuestrado en Grand-Ravine por la misma banda que secuestró a su padre el 28 de febrero en Mariani mientras estaba en la gasolinera.

Muy molesto con el gobierno, el portavoz de la Asociación Nacional de Dueños de Gasolineras (ANAPROSS) criticó a las autoridades que no ayudaron a la familia Condestin luego del secuestro de Jean-Marc Condestin.

«Estamos por nuestra cuenta. Si el gobierno hubiera acompañado a esta familia, el hijo de Condestin no tendría que traer un rescate a Grand-Ravine ”, denunció.

Según Marc-Antoine Nesi, el hermano de Jean-Marc Condestin presentó una denuncia ante la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) que no hizo nada para ayudar a la familia del empresario.

La Asociación Nacional de Dueños de Gasolineras (ANAPROSS) cerró sus gasolineras en todo el país el miércoles 3 de marzo como reacción al secuestro de Condestin, uno de sus miembros. “Hubo discusiones con las autoridades el jueves sobre nuestro paro laboral, nos dieron ciertas garantías. Tuvimos que observar una tregua, que terminó con el secuestro del hijo de Condestin ”, sostuvo Marc André Dériphonse, presidente de esta asociación.

Según  Dériphonse, los miembros de ANAPROSS se reunirán para averiguar qué respuesta dar a esta situación. Pero mientras tanto, se mantiene la tregua, es decir que las estaciones de ANAPROSS permanecerán abiertas, aseguró.

Jovenel Moïse dijo que tenía información sobre los autores intelectuales del secuestro. Pero antes de tomar medidas contra ellos, quería tener pruebas sólidas. «Avan nou rive nan zafè kenbe moun, fòk nou gen bon jan prèv», afirmó el presidente al final de este CSPN que presidió excepcionalmente.

Anunció la creación de una célula anti-secuestro para fortalecer la célula anti-secuestro que ya existe en el DCPJ.

«La UCREF, la ULCC, la Ministra de Hacienda, la BRH … seguirán los movimientos de una serie de fondos con herramientas legales en el sistema financiero», anunció el inquilino del Palacio Nacional como medidas de lucha contra el secuestro.

“Habrá una revisión durante los últimos cinco años para ver qué tipos de armas han sido importadas por las empresas de seguridad, dónde están, quién las usa. También se controlará la cantidad de munición que importan estas empresas de seguridad y el uso que se hace de esta munición ”, adelantó el mandatario.

La última medida tomada por el gobierno para combatir el secuestro es la cancelación de la tarifa de tinte fijada en 10,000 gourdes en el decreto sobre el presupuesto para el año fiscal 2020-2021. En efecto, a partir del sábado 6 de marzo, solo los vehículos con placas de Oficial, Cuerpo Diplomático (CD) y Cuerpo Consular (CC) podrán circular por el territorio nacional con vidrios polarizados, ha decidido el gobierno.

Fuente: Le Nouvelliste

Deja una respuesta