Duterte: “Denme sal y vinagre y me comeré el hígado de los terroristas”

Durante la apertura de una competición deportiva nacional, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, advirtió a los presentes que sería capaz de “comerse el hígado de los terroristas” de Daesh.

De acuerdo con el diario británico The Independent, el mandatario filipino aseguró durante su discurso que podría ser “50 veces más brutal” que los yihadistas, que filman a sus víctimas mientras las degüellan en directo ante las cámaras.

Duterte también ordenó a las tropas filipinas matar a los radicales islámicos que se dieron a la fuga tras el ataque frustrado en la provincia de Bohol.

El presidente aseguró que, si un día las tropas filipinas pusieran ante él a un terrorista con vida, se comería “su hígado con sal y vinagre”.

Rodrigo Duterte ganó las elecciones en mayo de 2016. Había prometido comenzar una lucha sin tregua contra el narcotráfico ilegal, la corrupción y el terrorismo.

Según la Policía, desde que Duterte asumió el cargo, cerca de 3.000 personas relacionadas con el narcotráfico o el consumo de las drogas han sido asesinadas en el país.

Deja una respuesta