Corea del Norte desafía a Biden con una prueba de misiles

Corea del Norte disparó múltiples misiles de corto alcance el fin de semana pasado después de denunciar la “política hostil” de Washington hacia Pyongyang.

Fuentes familiarizadas con el asunto han informado este martes al diario estadounidense The Washington Post sobre la prueba de misiles de Corea del Norte sin ofrecer más detalles al respecto.

La información ha sido confirmada por Reuters. La agencia británica de noticias, citando a dos responsables del Gobierno estadounidense, ha precisado que en total se lanzaron dos misiles de corto alcance.

Sin importar el número de misiles disparados, los test de armas constituyen un gran desafío para la nueva Administración estadounidense, presidida por Joe Biden, que sigue sin anunciar su enfoque sobre Corea del Norte y su avanzado programa nuclear y de misiles.

La noticia se da a conocer después de que Pyongyang denunciara la celebración, a mediados de este mes en curso, de ejercicios militares conjuntos por Estados Unidos y Corea del Sur.

El 16 de marzo, Kim Yo-jong, la influyente hermana del líder norcoreano, advirtió a la Administración de Biden de que no intentase “difundir el olor a pólvora” desde el otro lado del océano”, mediante la puesta en marcha de maniobras militares con Seúl cerca de aguas de la península coreana. “Si quieren dormir bien en los próximos cuatro años, sería mejor que no hagan nada que les haga perder el sueño”, avisó.

Corea del Norte ha rechazado cualquier diálogo o contacto diplomático con el Gobierno de Biden por considerarlo un “truco barato”. “Es mejor que abandone el truco barato, mediante el cual intenta utilizar el contacto entre la RPDC [República Popular Democrática de Corea] y los EE.UU. como un medio para ganar tiempo y fortalecer la opinión pública”, dijo el jueves la vice ministra primera norcoreana de Asuntos Exteriores, Choe Son-hui.

La diplomática norcoreana dejó en claro que sería imposible cualquier diálogo con Pyongyang antes de que Washington no retroceda en su “política hostil” hacia Corea del Norte.

Deja una respuesta