Las exportaciones chinas se incrementan a un ritmo récord

En enero y febrero, las importaciones y exportaciones de China aumentaron más de lo esperado, según los datos de la agencia de aduanas del país.

Las cifras indican que la economía comercial de China se mantuvo resistente a principios de 2021 a pesar del impacto continuo de la pandemia de coronavirus en todo el mundo, escribe el diario SCMP.

Según la Aduana, las exportaciones crecieron un 60,6% en enero y febrero con respecto al año anterior, muy por encima del crecimiento del 18,1% de diciembre. Las importaciones crecieron un 22,2% en enero y febrero con respecto al año anterior, por encima del crecimiento de diciembre, que fue del 6,5%.

El aumento de las exportaciones e importaciones en términos porcentuales se debió en parte a la baja base de comparación del mismo periodo del año pasado, cuando el coronavirus arrasó la economía china, indica el medio.

El superávit comercial total de China se situó en 103.250 millones de dólares en enero y febrero, frente al récord de 78.180 millones de dólares de diciembre.

“En los dos primeros meses, el aumento de las importaciones y exportaciones de comercio exterior fue evidente, la temporada baja no fue débil, lo que continuó la tendencia [del crecimiento] de las importaciones y exportaciones de negativo a positivo y la continuación de la mejora desde el pasado mes de junio”, resaltó la Administración General de Aduanas en un comunicado.

La cifra de exportaciones indica que la fuerte demanda extranjera de productos chinos continuó en el primer trimestre de este año siendo EEUU y Europa los mayores destinos de los envíos chinos.

“Gracias a los estímulos fiscales, la demanda de los consumidores de las principales economías, como Europa y EEUU, se ha recuperado, lo que ha provocado una mayor demanda de productos chinos”, señaló.

Por otro lado, el aumento de las importaciones indica una fuerte demanda interna derivada de la actual recuperación económica del país tras la pandemia de coronavirus.

“La economía nacional sigue recuperándose  de forma constante, lo que impulsa un rápido crecimiento de las importaciones”, explicó la Aduana.

El aumento de las exportaciones y el crecimiento de las importaciones permitieron que el comercio global aumentara más del 41% en dólares y el 32% en yuanes en dos meses en términos interanuales. Si bien es cierto que se compara con la baja base de 2020, el crecimiento fue significativo incluso cuando se contrasta con los años anteriores a la crisis.

“Incluso cuando se compara con años normales, como los períodos comparables de 2018 y 2019, el crecimiento del comercio general de China fue de alrededor del 20%”, puntualizó la Aduana.

Las sólidas exportaciones e importaciones han ayudado a China a convertirse en la única gran economía que ha experimentado un crecimiento en 2020. La segunda economía del mundo se expandió un 2,3% el año pasado, su resultado más débil en décadas, pero la mayoría de sus pares globales redujeron sus cifras o incluso cayeron en recesión. Pekín ha fijado recientemente un objetivo de crecimiento para 2021, esperando que su producto interior bruto (PIB) se expanda un 6%.

Deja una respuesta