Las acciones se desploman tras las sombrías predicciones de fabricante de vacunas

Los mercados volvieron a caer el martes tras los comentarios del director general del fabricante de vacunas Moderna, en los que sugería que la variante Ómicron del coronavirus podría resultar al menos algo resistente a las vacunas existentes.

Los mercados se habían recuperado tras las dramáticas caídas del viernes pasado, después de que se conociera la noticia del descubrimiento de Ómicron, que hizo que el Dow cayera más de 900 puntos y el FTSE 100 266 puntos. El martes, los futuros ligados al Dow cayeron hasta 500 puntos en un momento dado, antes de recuperarse un poco; el FTSE cayó otros 75 puntos, y el índice bursátil de Hong Kong cerró en su nivel más bajo en más de un año.

El nerviosismo bursátil se debió a la publicación de una entrevista en el Financial Times, en la que el director general de Moderna, Stéphane Bancel, declaró que la empresa necesitaba otras dos semanas para evaluar la eficacia de su vacuna contra la cepa Ómicron, y advirtió que “no hay ningún mundo, creo, en el que [la eficacia] sea del mismo nivel… que tuvimos con Delta”.

Al señalar el gran número de mutaciones que la nueva variante tiene en la proteína spike, en la que se basa la vacuna, Bancel predijo una “caída material” de la eficacia.

Añadió que si la vacuna resultaba mucho menos eficaz, se necesitarían varios meses para hacer los ajustes necesarios, y subrayó que la decisión de cambiar la producción a una vacuna centrada en Ómicron no era fácil de tomar. Explicó que el hecho de centrarse únicamente en Ómicron y dejar de lado otras variantes de gran prevalencia (principalmente Delta) entrañaba un riesgo considerable, y sugirió que una estrategia mejor podría ser administrar refuerzos más potentes a las personas mayores o con sistemas inmunitarios comprometidos.

Albert Bourla, director general de Pfizer, se mostró más optimista cuando fue entrevistado por la CNBC. “Mira, estoy preocupado”, dijo, “pero nos hemos estado preparando para esto… Si las vacunas protegen menos, tenemos que crear una nueva vacuna. El viernes ya empezamos; hicimos nuestra primera plantilla de ADN, que es la primera parte del proceso de fabricación de una nueva vacuna, y hemos dejado claro en múltiples ocasiones que podremos tener una vacuna en menos de 100 días”.

“De hecho”, continuó, “ya hemos construido dos vacunas en menos de 100 días. Construimos una para Delta que no acabamos utilizando, porque la vacuna actual es muy eficaz contra Delta. También construimos una para Beta que tampoco tuvimos que utilizar; y ahora, vamos a construir una para Ómicron que solo se utilizará si la necesitamos, si vemos que la vacuna actual no funciona”.

Bourla subrayó, sin embargo, que creía que “tres dosis de la vacuna actual nos mantendrán bien protegidos… No sé si será igualmente eficaz en un 95 % contra la Ómicron. Pero me sorprenderá mucho si estamos muy, muy, muy bajos”.

En cuanto al futuro, el director general de Pfizer pronosticó que las vacunaciones anuales serán el escenario más probable, “por múltiples razones: por la inmunidad que irá disminuyendo; por el virus que estoy seguro de que se mantendrá en todo el mundo durante años, y también por las variantes que irán surgiendo. Ahora mismo estoy más seguro de que esto será así que cuando hice la proyección originalmente. Creo que vamos a tener una revacunación anual, y eso debería poder mantenernos realmente seguros”.

israelnoticias.com

Deja una respuesta

diecisiete − tres =