Investigan IKEA por evasión fiscal; durante 2016 habría evadido más de mil millones

(BÉLGICA, Bruselas).- El Comisario europeo de Competencia, esta investigando a IKEA, por sospecha de que durante años tuvo beneficios por parte de Holanda, logrando así evadir de impuestos, y por ende pagar menos.

La investigación esta bajo la responsabilidad de Margrethe Vestager, comisaria europea de competencia encargada de velar por el adecuado desarrollo de una sana competencia económica y empresarial.

Se sospecha de acuerdos fiscales que tuvo el gobierno de Holanda, con la compañía de muebles IKEA.

“En 2014 se denunció en el denominado escándalo «LuxLeaks», que a través de dos fundaciones secretas, una en Holanda y otra en Liechtenstein, esta se estructuró para evadir más de mil millones de euros en impuestos entre 2009-2014”, conocido en un estudio difundido por la formación Los Verdes.

Los Verdes, denunciaron en la Eurocámara, las pérdidas de los ingresos fiscales en países europeos durante al menos 6 años por un presunto sistema de ingeniería fiscal empleado por la multinacional sueca IKEA a través de entidades en Bélgica, Holanda, Liechtenstein y Luxemburgo.

En el comunicado donde se anuncia la apertura de la investigación, Vestager, dice que “todas las compañías, grandes o pequeñas, multinacionales o no, deben pagar los impuestos que le corresponden”.

Agrega que IKEA creó dos grupos corporativos dentro de una red de empresas en Liechtenstein, Luxemburgo y Los Países Bajos, donde ha realizado movimientos de dinero y utilidades y así aprovechar los programas especiales de impuestos en Holanda.

De comprobarse la culpabilidad de la compañía sueca, esta deberá devolver la ayuda fiscal más intereses.

IKEA tiene 314 tiendas en cuarenta países, que pagan una franquicia del 3% de sus ingresos a una filial del grupo Inter Ikea, con sede en Holanda. La comisión sospecha del tratamiento fiscal que han recibido estos pagos, gracias a los pactos firmados en el 2006 y en el 2011, lo que ha permitido que la compañía tenga una gran ventaja sobre sus competidores.

IKEA negó la ilegalidad denunciada, y aseguró que actúa bajo la legislación vigente. Agregó que el grupo Inter IKEA y su subsidiaria Inter IKEA Systems, está comprometido con pagar impuestos de acuerdo con las leyes y regulaciones dónde quiera que operan.

Dice estar dispuesta a cooperar, al igual que lo ha expresado el gobierno holandés. “Holanda, por supuesto, cooperará con la investigación para determinar si esto implica ayudas de Estado y si los acuerdos con Inter IKEA cumplen las guías de la (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) OCDE”, indicó el ejecutivo holandés de la Haya.

Deja una respuesta