Australia abre la puerta a China para salvar el TPP

Considerado como un contrapeso a la creciente influencia de China, este tratado se firmó en 2015 tras ásperas negociaciones entre 12 países de Asia-Pacífico que representan un 40% de la economía mundial.

Sin embargo, como ya había anunciado durante su campaña electoral, Trump firmó el acta de retirada de EEUU el lunes, solo tres días después de su investidura.

Esta martes, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, declaró que su Gobierno mantiene “discusiones activas” con otras partes integrantes del TPP, como Japón, Nueva Zelanda o Singapur, para encontrar los medios para salvarlo.

“Es posible que, con el tiempo, cambie la política estadounidense sobre este tema”, agregó, señalando que Rex Tillerson, que podría convertirse en nuevo secretario de Estado, y numerosos republicanos son favorables al pacto.

“Es también posible que el TPP siga adelante sin EEUU”, declaró Turnbull. “Ciertamente, existe potencial para que China se una al TPP”, agregó el primer ministro.

Firmado por 12 países de ambas orillas del océano Pacífico (EEUU, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam), el tratado todavía no ha entrado en aplicación.

El ministro de Comercio australiano, Steven Ciobo, afirmó que su país, junto con Canadá, México y otros, había estudiado la posibilidad de un “TPP de 12 menos uno” recientemente durante el Foro Económico de Davos.

El primer ministro neozelandés, Bill English, señaló por su parte que, tras la decisión de Washington, Pekín “no tardó en ver una ocasión” para invitarse al TPP.

Deja una respuesta