Las tecnologías decisivas para que EEUU se equilibre ante Rusia y China

Estados Unidos tiene que trabajar su prevalencia en cinco tecnologías estratégicas si quiere moderar el avance de Rusia y China en esos ámbitos y mantener su equilibrio estratégico, consideró el analista internacional Alfredo Jalife-Rahme.

Según el también Jalife-Rahme, los ámbitos que las potencias orientales le disputan a Washington son:

1.-la inteligencia artificial,

2.-la computación cuántica,

3.-las tecnologías bioeconómicas y de biociencias,

4.-los semiconductores,

5.-los sistemas autónomos.

De acuerdo con análisis de la propia prensa estadounidense, el internacionalista evaluó que Pekín posee el poder, talento y ambición para superar a Estados Unidos como líder mundial en la producción de inteligencia artificial.

En cuanto a la computación cuántica, se trata de un ámbito a cargo de la criptación de protocolos de seguridad que permita la protección de comunicaciones económicas y de seguridad nacional, detalló el experto en una videocharla subida a su canal de YouTube, “Conferencias exclusivas Alfredo Jalife”, además de que estas tecnologías pueden detectar aviones furtivos y submarinos militares, por lo que se trata de una tecnología estratégica.

En el ámbito de la bioeconomía y biociencias, el analista geopolítico subrayó que China ha comprado plantas manufactureras en Alemania y en Massachusetts, Delaware e Irlanda, con lo que se permite satisfacer la demanda de vacunas y otros productos biotecnológicos que preparen al gigante asiático ante las próximas pandemias que podrían presentarse en el mundo.

Acerca de los semiconductores, Jalife advirtió que Estados Unidos es dependiente para el consumo de esta tecnología de una sola compañía en Taiwán, además de que China y Rusia podrían penetrar su cadena de abasto y manipularla con fines comerciales o militares.

El polemista recordó que Taipéi, capital de Taiwán, regentea un oligopolio mundial en la producción de chips, lo que aumenta su posición estratégica frente a China.

En cuanto a los sistemas autónomos, Jalife-Rahme destacó que se trata de un grupo conectado de protocolos de internet (IP) manejados en Estados Unidos por una única entidad administrativa.

El Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC, por sus siglas en inglés) del Gobierno estadounidense calificó que Rusia y China operan una estrategia coordinada para hurtar a Estados Unidos su prevalencia tecnológica mundial, señaló Jalife y consideró el criterio un despropósito.

“O Estados Unidos se ha vuelto muy paranoide o ya no sabe competir en su falaz entelequia de libre mercado, que ni es libre ni es mercado, al juzgar que China y Rusia tratan de hurtar sus descubrimientos e innovaciones”, concluyó el también conferencista.

“Cuando, en realidad, el mirífico avance científico de Pekín y Moscú no es de ayer y forma parte de sus tradiciones epistemológicas”, abundó en la conversación digital.

Deja una respuesta

dos + 13 =