Las galaxias medusas nos revelan su secreto (Video)

Un grupo de astrónomos europeos ha logrado captar imágenes de varios agujeros negros que devoran enormes volúmenes de gas y de materia pertenecientes a las insólitas galaxias medusas. Sus observaciones han desvelado, por fin, el mito que durante mucho tiempo ha rodeado a estas enigmáticas formaciones de estrellas.

A la hora de colisionar unas con otras, las galaxias pueden cambiar radicalmente su forma. Al ingresar en otras familias de galaxias, empiezan a desintegrarse tras chocarse a una velocidad muy alta con las espesas nubes de gas caliente.

Como resultado de estas colisiones, las galaxias exhalan colas de gas frío, que se parecen mucho a los tentáculos de las medusas. Tras esto, empiezan a formarse las nuevas estrellas. Esa es la razón por la que los astrónomos de todo el mundo las denominan galaxias medusas.Anteriormente, los científicos consideraban que los agujeros negros relativamente tranquilos se encontraban en los centros de estas ‘medusas’, que casi no absorbían materia, dado que sus reservas de gas frío debían haber sido aniquiladas al atravesar acumulaciones de otras galaxias.

Tras observar estos objetos cósmicos con ayuda del telescopio VLT, la astrónoma italiana Bianca Poggianti y sus colegas del Observatorio de Padua descubrieron que no es así.

Como mínimo cinco galaxias —JO201, JO204, JW100, JO206 y JO135— contenían agujeros negros activos que constantemente absorbían materia y la expulsaban en forma de copos de plasma muy finos, acelerados hasta velocidades próximas a la de la luz.

El vídeo que ilustra sus observaciones ha sido publicado en YouTube.

Los estudios de los astrónomos aluden al hecho de que la interacción de una galaxia medusa con sus vecinas puede ser el principal factor que explique la actividad de los agujeros negros que se encuentran en sus centros.

Próximamente, los investigadores planean vigilar la actividad de varias decenas de galaxias medusas para tratar de desentrañar algunos otros de sus secretos.

Deja una respuesta