“Es difícil pensar que la vida es un fenómeno único de la Tierra”

El astrofísico Kike Herrero del IEEC analiza porqué el hallazgo de un nuevo sistema solar dispara las hipótesis de contemplar vida más allá de nuestro planeta

Esta semana conocíamos una de las noticias que, sin duda, pasará a los anales de la historia de la astronomía: el descubrimiento de un pequeño sistema solar a tan sólo 40 años luz, con siete planetas en su órbita con similitudes a la Tierra. Un interesante hallazgo para la comunidad científica que permite especular sobre la posibilidad de encontrar vida extraterrestre en los próximos años.

Kike Herrero, astrofísico del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), señala que este nuevo sistema solar no es el único donde podría contemplarse vida extraterrestre. “Una de cada seis estrellas puede tener planetas similares a la Tierra. Por lo tanto, si en nuestra galaxia existen 200 mil millones de estrellas, contemos cuantos planetas pueden albergar vida”, señala. Por ello, el astrofísico considera que “es difícil pensar que la vida es un fenómeno único”.

Para poder determinar si estadísticamente podemos localizar otro planeta con vida, “deberíamos conocer el número de probabilidad, ya que ahora no sabemos si es una entre un billón, una entre mil o una entre cien. Cuando encontremos otro planeta con vida, podremos conocer la proporción y saber si es algo excepcional o bien algo abundante en el universo”.

“El hecho de que un planeta transite por delante de su estrella, nos permite conocer muchas más cosas sobre estos cuerpos”, explica Kike Herrero, astrofísico del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC). Cuando el planeta se encuentra frente al astro, “parte de la luz que pasa a través del planeta está modificada y filtrada por la posible atmósfera que exista, cosa que nos permitirá conocer los compuestos químicos que se albergan y si hay, o no, posibilidades de vida”, confiesa el experto.

En una video entrevista para LaVanguardia.com, el astrofísico resalta que gracias a los futuros estudios, “quizás podamos dar respuesta a uno de los grandes misterios de todos los tiempos de la Humanidad: si existe vida más allá de nuestro planeta”.

En este sentido, la observación de la atmósfera deberá realizarse con tecnología punta y nuevas herramientas como la entrada en funcionamiento del nuevo telescopio espacial, el denominado James Webb Telescope, que será lanzado por un Ariane 5 en octubre de 2018.

“Cuando encontremos otro planeta con vida, podremos conocer la proporción y saber si es algo excepcional o bien algo abundante en el universo”

El astro protagonista del último descubrimiento, anunciado por la NASA y publicado en Nature, se llama Trappist-1 y está considerado una estrella enana ultrafría. Tiene un radio equivalente al 12% del Sol y una temperatura superficial de unos 2.300 grados centígrados, frente a los 5.500 de nuestra estrella. De ahí la importancia que el conjunto de planetas orbite a una distancia cercana al astro.

Precisamente esta situación provoca que el planeta “f”, el candidato con mejores posibilidades de albergar vida, haga una translación alrededor de su sol en tan solo nueve días, en lugar de los 365 terrestres.

 

Deja una respuesta