Cuál es la importancia de que Perseverance haya confirmado la existencia de agua en Marte

Aunque el descubrimiento de un pasado acuático en el planeta rojo es un hito histórico también representa un paso más para otros posibles hallazgos en este astro

Desde que el rover Perseverance de la NASA llegó a Marte a principios de 2021 se tenía gran expectativa frente a su trabajo y sus posibles hallazgos, especialmente por el sitio en el que trabajaría: el cráter Jezero, uno de los más importantes del planeta rojo.

En un principio, el robot tuvo que apoyar en reparaciones y algunos temas de vuelo del helicóptero Ingenuity hasta que meses después pudo iniciar con su verdadera tarea: hallar indicios de que en Jezero hubo alguna vez agua.

Así, lo que en un principio inició como una simple hipótesis se convirtió en una verdad y tras varios meses de trabajo, Perseverance halló reductos de lo que alguna vez fue un gran cuerpo de agua en Marte.

“Los hallazgos se basan en imágenes detalladas que el rover proporcionó de pendientes largas y empinadas llamadas escarpes o escarpes en el delta, que se formaron a partir de la acumulación de sedimentos en la desembocadura de un antiguo río que hace mucho tiempo alimentaba el lago del cráter”, indicó la Agencia Espacial de Estados Unidos, por medio de un informe publicado en la revista Science.

Las fotos captadas por el vehículo de seis ruedas de la NASA muestran una serie de rocas en la parte superior del cráter, además de un grano muy fino en la parte inferior del delta que revelarían la existencia del líquido vital en esta zona de Marte.

“Esta es la observación clave que nos permite confirmar de una vez por todas la presencia de un lago y delta de un río en Jezero. Obtener una mejor comprensión de la hidrología meses antes de nuestra llegada al delta dará grandes dividendos en el futuro”, afirmó Nicolas Mangold, científico de Perseverance del Laboratoire de Planétologie et Géodynamique en Nantes, Francia.

¿Qué se logra con este descubrimiento?

Por supuesto, decir: “en Marte sí hubo agua”, es una frase que marca la historia de los viajes espaciales y al ser humano como tal, teniendo en cuenta que es un descubrimiento que nace tras la inversión de muchas vidas, tiempo y dinero en pro de aumentar el conocimiento que se tiene del universo.

Sin embargo, paralelo a descubrir que Jezero fue un gran cuerpo de agua, también existen otros hallazgos que en caso de dar los resultados que se desean demostrarían la existencia de vida en Marte. “Donde hubo agua seguramente hubo vida”, es el argumento que usan muchos científicos y es precisamente en esa “loca” idea que todo este proyecto tiene sentido.

Asimismo, la vista de los escarpes en el delta ofrecen un gran valor al estudio del cráter, pues las rocas obtenidas en estos sitios se han convertido en un mapa que muestra los puntos a los que Perseverance puede ir de forma directa con la ilusión de encontrar cada vez más detalles del pasado acuático de Marte y por supuesto de posibles huellas de vida (así sea microbiana) en su territorio.

“El equipo del rover ha planeado durante mucho tiempo visitar el delta debido a su potencial para albergar signos de vida microbiana antigua. Uno de los objetivos principales de la misión es recolectar muestras que podrían ser traídas a la Tierra por el esfuerzo de Devolución de Muestras de Marte de múltiples misiones , lo que permite a los científicos analizar el material con un poderoso equipo de laboratorio demasiado grande para llevarlo a Marte”, añade el documento de la NASA.

De esta forma, el hallazgo de un pasado con agua en Marte no solo se ha convertido en el mayor descubrimiento en el planeta rojo, sino que da pistas de lo que pudo haber sido una existencia con vida en dicho astro.

Infobae.com

Deja una respuesta

4 × cuatro =