¿Es Putin quien quiere desmantelar la UE? Macron se confunde por completo

El enfriamiento de las relaciones entre EEUU y la UE repercute en las de Rusia y Francia. Aunque el presidente galo busca acercarse a Moscú, actúa de manera inconsecuente: al principio llamaba a cooperar con el Kremlin y después aseguró que Putin sueña con desmantelar la UE. ¿Cuál es la principal preocupación de Macron?

El periodista ruso Ígor Mashkov destaca en un artículo para Sputnik que las últimas declaraciones hechas por Emmanuel Macron pueden conducir a conclusiones confusas sobre su postura respecto a Rusia.

Declaraciones contradictorias

El presidente galo calificó el 2 de septiembre de “interlocutor importante” a Vladímir Putin. No obstante, hizo hincapié en que el líder ruso soñaba “con desmantelar la UE”.El autor del artículo señala que, hace una semana, Macron veía en las relaciones ruso-galas un futuro relativamente distinto. Y llamó a la UE a mantener la cooperación estratégica con Rusia.

“(…) La historia de Rusia, como la de Turquía, están estrechamente vinculadas a la historia de Europa. Tenemos que crear el futuro de manera conjunta”, aseveró Macron.

Además, el periodista ruso recuerda que, durante su visita a Dinamarca, el líder galo dio a entender que ve en Moscú una de las alternativas a Washington.

“La UE ya no puede encomendar el mantenimiento de su seguridad a EEUU. Nosotros mismos tenemos que encargarnos de eso para asegurar nuestra soberanía”, enfatizó en aquel entonces Macron, a la vez que expuso que es necesario empezar a abordar el tema de la seguridad con “todos los socios de la UE”.

Factor Trump

Aunque las relaciones de Rusia y Macron empezaron a ir por mal camino, París se olvidó bastante rápido de la presunta mano del Kremlin que, según sus alegaciones, podría haber interferido en las elecciones presidenciales de 2017.

Además, Ígor Mashkov recuerda que las autoridades galas cambiaron su enfoque respecto a la crisis Siria: actualmente no ven la dimisión del presidente sirio, Bashar Asad, como ‘una condición necesaria’ para alcanzar la paz en este país árabe.

Mashkov considera que fue el cambio de la coyuntura política la que empujó a París a buscar alianzas con Moscú, y más concretamente la contienda comercial desatada a raíz de los elevados aranceles impuestos por EEUU a las importaciones de acero y aluminio procedentes de los países europeos.Esta sería la razón principal por la que los líderes de Francia y Alemania están intentando mejorar las relaciones con Rusia y acudieron al país euroasiático en viaje oficial.

“A comienzos de 2018, París apostaba por establecer una amistad entre Macron y Trump: esta alianza tendría que cambiar el eje [antiguo] transatlántico Obama-Merkel. Sin embargo, la visita de Macron a Washington acabó con un fracaso. El mandatario galo, enojado, se permitió soltar un par de declaraciones críticas contra EEUU”, recuerda el autor del artículo.

Rusia o EEUU… ¿quién es el verdadero enemigo?

A su vez, el periodista Piotr Akopov señala en un artículo publicado por el periódico Vzglyad que Rusia no está para nada en contra de la existencia de la UE.

“Lo único que queremos es que la UE sea realmente independiente. ¿Está lista para serlo? A juzgar por las declaraciones de los líderes de Francia y Alemania, sí lo está”, escribe Akopov, aunque destaca que, “por ahora, no lo es, al menos desde el punto de vista geopolítico”.Según el autor del artículo, la UE sigue siendo en muchos aspectos el satélite de EEUU, algo que no le gusta a Rusia. Según Moscú, Bruselas se comporta a menudo como un títere de los atlantistas. Al mismo tiempo, con Rusia se puede llegar a un acuerdo sobre casi cualquier tema, incluida la seguridad, siempre que la UE haya pasado a ser 100% soberana.

Asimismo, Akopov destaca que Bruselas sí tiene “un enemigo externo muy potente, pero este enemigo no es Putin, sino Trump”.

“No es un secreto que Donald Trump está jugando contra la UE. (…) En su política real e incluso en las conversaciones con los líderes europeos, Trump no oculta su meta de debilitar al bloque europeo. Lo hace porque ve en ello a un competidor directo para Washington”, enfatiza.

Francia podría pasar página

Por su parte, Mashkov destaca que, por ahora, no está claro cuán lejos está listo a llegar París para encontrar a un socio fiable en Europa del Este.

“Macron nos hizo acostumbrarnos a declaraciones que no acarrean ninguna consecuencia tras ser pronunciadas. Nos hizo acostumbrarnos a declaraciones que no se diferencian en nada de las simples formalidades. Por eso me muestro escéptico al respecto de lo que dice el líder galo”, comentó a Sputnik el politólogo francés Xavier Moro.Según Moro, Francia podría pasar página en sus relaciones con Rusia, pero para hacerlo es necesario que se levanten las sanciones.

A su vez, el especialista en la URSS Pierre Loren sostiene que la política aplicada por Macron respecto a Rusia será sometida a examen durante la celebración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. Los festejos tendrán lugar en Francia el 11 de noviembre y podrán contar con la presencia del mandatario ruso, Vladímir Putin.

“Pienso que durante la celebración tendremos que prestar atención a si destaca Macron las hazañas de los rusos en aquella guerra o no”, declaró Loren.En el propio Kremlin consideran que Francia mostrará su buena voluntad para mejorar las relaciones con Rusia.

“Puedo decir que, en cuanto al respeto [hacia el líder galo], el presidente ruso le responde recíprocamente. Efectivamente, Putin entabló [con Macron] relaciones de trabajo muy constructivas y relaciones personales bastante positivas. Esto les ayuda a abordar problemas serios y, cuando lo hacen, no ocultan su desacuerdo o discrepancias que surgen sobre ciertos enfoques”, comunicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Sputnik

Deja una respuesta