“Ayudemos a los ricos y no a los pobres”

Jesús Antonio Fernández Olmedo

En este momento más de la mitad de la fortuna de los nuevos ricos españoles está libre de impuestos. Exentos de tributar patrimonios y etc…

Edificios, joyas, coches de lujo, patrimonios,acciones, rentas, concesiones, barcos de lujo, obras de arte y etc… más de la mitad de esa riqueza está libre de impuestos. Incluso, incumplen normas de apertura de puertas al público al tratarse de bienes inmuebles , edificios monumentales catalogados como de Bien de Interés Cultural.

Tal es la prepotencia y la flexibilidad con que el ejecutivo les trata. Hay disciplina y pagos duros para los trabajadores, autónomos, pequeños emprendedores, empresarios medios pero para las Grandes Fortunas solo hay permisibilidad. 

¿No hay entonces mano dura, no hay disciplina para los pudientes de la clase alta? Vaya, vaya… ¿qué tipo de democracia es esta entonces? Hay un tipo de tratamiento fiscal de estas grandes fortunas que no concuerda para nada con el discurso del todos y para todos y del rollito de que todos somos iguales.

Este descomunal patrimonio equivale a más de la mitad del PIB español. En España más de un millón y medio de personas han necesitado ayuda para comer y otros viven como auténticos reyes protegidos por todo tipo de murallas y de puentes levadizos.

El patrimonio de los más acaudalados soporta solo una presión liviana. Sólo Galicia, Castilla y León y Murcia cobran Impuesto de Patrimonio el resto no. Tendremos que exigir a nuestros gobernantes poner la cabeza un poco en orden ya que esto no es nada coherente.

Deja una respuesta