Andrei Martyanov destroza el mito de la superioridad militar de Estados Unidos

Bajo la lupa
Alfredo Jalife-Rahme
Andrei Martyanov (AM) –director del laboratorio aeroespacial y anterior oficial naval en la ex URSS– expone el mito de la superioridad militar de EEUU que ya llegó a su fin, en un libro que ha causado enorme impacto en los centros geoestratégicos de nivel: La Pérdida de la Supremacía Militar: La Miopía de la Planeación Estratégica de EEUU( https://amzn.to/2vD6bk8 ), donde propone una verdadera medición de poder militar.

Rusia ha superado a EEUU en cinco rubros: 1- Comando, control, comunicaciones, computadoras, espionaje, vigilancia y capacidades de reconocimiento; 2- Capacidades de guerra electrónica; 3- Nuevos sistemas de armas; 4- Sistemas de defensa antiaéreas que limitan la efectividad del poder aéreo de EEUU y, 5- Misiles crucero de largo alcance subsónicos/supersónicos/hipersónicos que representan una inmensa amenaza a todas las bases de EEUU.

Mientras EEUU vivía su peligroso narcisismo de superioridad militar, pese a la década catastrófica de 1990 de Rusia, Moscú pudo superar la adversidad y fabricar en tiempo récord armas letales de ensueño que hoy son imbatibles.

Alerta sobre la amenaza de un masivo error de cálculo militar estadunidense, cuando  EEUU ha estado en guerra sin cesar desde 1990 llevando a la obliteración de siete (sic) países musulmanes.

AM nombra al verdadero enemigo tanto de EEUU como de Rusia: los neoconservadores straussianos en su embriaguez por preservar la inexistente unipolaridad de EEUU al precio que fuere y que ha puesto al género humano en riesgo de una aniquilación nuclear.

En los pasados 70 años EEUU no ha ganado una sola guerra, con recientes magnos fracasos geoestratégicos en Ucrania y Siria, ocultados por una inmensa publicidad.

Y eso que EEUU sólo se ha enfrentado a países débiles, de tercer nivel, y aún no se topa con una potencia mediana, no se diga una superpotencia de la talla de Rusia y en menor grado de China.

Lo peor es que los principales estrategas de EEUU son más leales a Israel y hoy pretenden librar otra de sus guerras para los intereses de Israel contra Irán.

Sin una guerra nuclear de por medio,  EEUU no puede convencionalmente derrotar a Rusia o a China en sus vecindades geográficas.

EEUU ha librado sus guerras lejos de su territorio, pero hoy la evolución de la capacidad militar/tecnológica es susceptible de llevar el campo de batalla al mismo hogar estadunidense, que incluye un ataque inesperado a distancia desde el Polo Sur(sic).

Para el autor, el discurso del zar Vlady el pasado primero de marzo epitomiza las nuevas realidades geopolíticas, militares y económicas de la configuración del poder emergente global: ocho años más tarde del fallido ataque del ejército de Georgia, entrenado por EEUU e Israel, a Osetia del Sur.

El misil hipersónico ruso Kinzhal, cambió radicalmente la correlación de fuerzas a escala geopolítica, estratégica, operativa, táctica y sicológica.

Cita a Jeffrey Lewis en el Foreign Policy: la real génesis de la nueva generación de extrañas (sic) armas nucleares de Rusia no radica en la más reciente Revisión de la Postura Nuclear (NPR), sino en la decisión de George W. Bush, en 2001, a retirarse del Tratado Misilístico Anti-Balístico (ABM), en lo que coincide Putin de que el retiro unilateral de EU del tratado ABM permitió a Rusia realizar un enorme progreso en desarrollar nuevos modelos de armas (sic) estratégicas, lo cual equivale para el autor a una combinación militar-tecnológica de Pearl Harbor con Stalingrado cuando hoy no existe una brecha misilísitica, sino un abismo tecnológico entre Rusia y EEUU.

En la cosmogonía militar rusa, el punto de inflexión no fue el célebre discurso de Putin en Múnich en 2007, ni la paliza que recibió Georgia, ni la grave crisis financiera de Lehman Brothers en 2008, sino el retiro de Baby Bush del tratado ABM hace 17 años.

Hoy se asentó un nuevo realineamiento geopolítico: Rusia y China, dos de los más poderosos países de Eurasia han declarado su plena independencia de la visión estadunidense del mundo, lo cual fue recalcado supersónicamente por Putin el primero de marzo de 2018 (http://bit.ly/2OTZvX3).

www.alfredojalife.com

Deja una respuesta