¿Sabes las consecuencias de bajar de peso repentinamente?

Algunas dietas prometen bajar muchos kilos de golpe, pero no son recomendables ¡Mira por qué!

Seguramente conoces muchas dietas que prometen resultados milagrosos y una baja abrupta de peso en una ventana corta de tiempo, ¿verdad? Pues no son la mejor opción y aquí te contaremos por qué.

En primer lugar, esta baja de peso se debe a la eliminación de agua y no de tejido graso. Es que la grasa no se elimina fácilmente y requiere de otros tiempos.

Las consecuencias inmediatas de una dieta de este tipo van desde la constipación hasta a la aparición de arritmias cardíacas, intolerancia al frío, sequedad de la piel, cefaleas, caída del cabello, mareos, fatigas, debilidad muscular, calambres, hipotensión, amenorreas e incluso, en situaciones puntuales y muy extremas, incidencia en casos de muerte súbita.

Ante una súbita baja de peso, también se pierde densidad mineral ósea en formas proporcionales. Además, hay consecuencias en la salud mental, puesto que tu atención está puesta de una manera restrictiva en las comidas. Esto genera incluso que algún permitido lógico te genere culpas.

Cómo siempre, si quieres bajar de peso, se requieren cambios integrales de hábitos y una dieta asistida por un especialista en nutrición, además de generar hábitos de entrenamiento y costumbres saludables en general. Todo esto llevará más tiempo, pero será efectivo, duradero y principalmente saludable.

Deja una respuesta