Los 8 superalimentos que debes consumir cada día y que no cuestan mucho

Pitaya, bayas de goji, kale y yaca, son algunas de las frutas exóticas que se han puesto de moda en los últimos años por sus propiedades. Sin embargo, son costosas y difíciles de conseguir. Entonces, ¿cómo consumir superalimentos?Para hacerte la vida más fácil, te traemos una lista de 8 superalimentos que puedes encontrar en cualquier supermercado y es muy probable que los tengas en tu refrigerador.Con las nuevas tendencias en el área de nutrición y dietética, parece cada día más difícil estar al día y comer lo mejor que nos ofrece la naturaleza. Por eso en primera posición encontramos un viejo amigo de los desayunos: los huevos.

Huevos

Si quieres tener un vientre plano, al contrario de lo que muchas personas creen, comer huevo puede ayudar a este objetivo. Los huevos son la mejor fuente de colina, un tipo de vitamina B que es un nutriente esencial soluble en agua necesario en la construcción de todas las membranas celulares del cuerpo.

La deficiencia de colina está relacionada directamente con los genes que causan la acumulación de grasa abdominal. Además, es una fuente rápida de proteína por lo que puede ayudarte a sentirte saciado por más tiempo y a no picar al rato de comer. Incluso se ha demostrado que puede ayudar a sentirte mejor cuando tienes resaca.

Asimismo, los huevos tienen otras ventajas: se les puede agregar vegetales y así hacer una rica tortilla o omelette. Además, los puedes hacer fritos, al horno, huevos benedictinos, huevos poché y para usted de contar.

Canela

Los remedios de la abuela no fallan. Y es por eso que en esta lista no podía faltar la canela. Esa rama, responsable del sabor de muchos postres y hasta de ciertas infusiones, contiene poderosos antioxidantes llamados polifenoles, que han demostrado mejorar la sensibilidad a la insulina.Además, mejora la capacidad de nuestro cuerpo para almacenar grasa y controlar las señales de hambre. Es por esto que incluir una cuchara de canela en nuestras recetas con almidón puede ayudar a estabilizar el azúcar en sangre y evitar picos de insulina, de acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition.

Aguacate

Enumerar todos los beneficios que tiene el aguacate para el cuerpo humano podría llevarnos páginas enteras. Lo cierto es que el consumo de este fruto, popularizado por recetas como el guacamole, ayuda a potenciar nuestro sistema inmunológico y también ayuda al efecto de saciedad. Además, su contenido de antioxidantes tiene un efecto cardioprotector. Solo no te olvides de escoger de manera correcta el aguacate y de comer toda la carne (incluso la que está pegada a la piel).

Aceite de coco

Es conocido el efecto que tiene el aceite de coco en el metabolismo y en el peso corporal en general. De acuerdo con un estudio del American Journal of Clinical Nutrition, los sujetos que consumieron aceite de coco perdieron peso y grasa abdominal más rápido que un grupo que consumió la misma cantidad de aceite de oliva.

Es por esto que algunos lo prefieren a la hora de cocinar platos, ya que es un perfecto sustituto de margarinas y mantequillas.

Lechuga

Sabemos lo que estás pensando, pero no te preocupes, la lechuga no tiene porque ser aburrida, todo depende de con qué la combines. Además, es un acompañante perfecto para comidas como parillas e incluso como ‘topping’ de una rica pizza. Pero aquí no la enumeramos por sus cualidades como acompañante, sino por sus propiedades nutricionales.A pesar de que no lo parezca, la lechuga, especialmente la romana, está llena de omega 3, calcio, vitamina C, vitamina A, B y K, hierro, magnesio, fósforo, potasio, selenio y zinc. Además, tiene un contenido de agua extremadamente alto y es baja en carbohidratos, azúcar y fibra.

Hummus

Este plato típico de la comida de Oriente Medio ha sabido asegurarse un lugar en millones de hogares de todo el mundo. Y no es para menos: la mezcla de sabores en esta crema la hace el acompañante perfecto para muchos tipos de plato, desde aderezos de ensaladas hasta el snack perfecto.Pero es mucho más que sabor. Los garbanzos, la base de esta crema que puedes preparar en casa, están repletos de fibra y proteínas, por lo que tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que se descomponen lentamente y te mantienen lleno. Lo mejor de todo es que es fácil hacerlo en casa, solo necesitas garbanzos, limón y aceite de oliva.

Manzanas con piel

Las manzanas tienen buena fama por su efecto en la salud, no es por nada existe el refrán en inglés que dice “una manzana al día mantiene al doctor alejado”. Sin embargo, muchas personas no saben que la mejor manera de comerla es dejarla con todo y piel.

De acuerdo con la doctora Joanna McMillan, hay dos veces y media más antioxidantes, incluyendo polifenoles, en la piel de la manzana.

Deja una respuesta