Hipotiroidismo y riesgo cardiovascular

Santo Domingo.- La tiroides, una pequeña glándula en la región anterior del cuello, a pesar de no ser muy conocida y ser poco visible a simple vista si no hay enfermedad, juega un papel muy importante en el funcionamiento de nuestro organismo.

Esto se debe a que produce las hormonas tiroideas llamadas tiroxina y triyodotironina. Siendo la primera de estas dos la más frecuente.3 Las enfermedades tiroideas son más frecuentes en mujeres que en hombres, y se estima que 1 de cada 10 mujeres desarrollara una enfermedad tiroidea a lo largo de su vida.2

El hipotiroidismo, una condición en la cual la producción de dichas hormonas esta reducida o ausente y por tanto sirve de ilustración de que es lo que hacen estas hormonas. En general, dichas hormonas participan en la regulación de la actividad de diferentes funciones, por lo que los pacientes hipotiroideos presentan sintomatología como cansancio, resequedad de piel, estreñimiento, frecuencia cardiaca lenta, intolerancia al frio, etc.4

Desde hace varios años se ha sabido que el sistema cardiovascular se ve afectado con las alteraciones en la función tiroidea.3 Estas incluyen tres grupos principales: trastornos de la electrofisiología cardiaca que afecta la frecuencia cardiaca y puede producir arritmias, trastornos de aterosclerosis y de la vasculatura, y por último trastornos del musculo del corazón e insuficiencia cardiaca1

En esta ocasión queremos centrarnos en las alteraciones de la vasculatura que se asocian a la aterosclerosis. Existe una gran cantidad de evidencia de que la depresión de hormonas tiroideas o hipotiroidismo se asocia a la elevación del colesterol LDL que es el responsable del desarrollo de la aterosclerosis y un mayor riesgo cardiovascular.Otro punto importante es que el hipotiroidismo se ha asociado a un tipo de presión arterial elevada llamada hipertensión diastólica que se asocia también con un mayor riesgo cardiovascular. 1

Todos estos factores aumentan el riesgo de un aumento del riesgo cardiovascular en el hipotiroidismo, sin embargo, el mismo puede reducirse mediante el reemplazo de las hormonas tiroideas. El preferido es un análogo de la tiroxina llamado levotiroxina ya que debido a su vida media larga y a que puede ser convertido a triyodotironina periféricamente (es decir fuera de la tiroides) representa una gran ventaja a la hora de tratar el hipotiroidismo y sus complicaciones.4

Es importante que la enfermedad tiroidea sea diagnosticada tempranamente mediante la medición de la TSH (hormona estimulante de tiroides) que medida en sangre en ayunas puede identificar tempranamente la enfermedad tiroidea e identificar aquellos pacientes que requieren una evaluación más profunda y detallada por su médico de cabecera o bien de su endocrinólogo.

Acerca de Merck

Salud, Ciencias de la Vida y Materiales de Alto Rendimiento. Cerca de 52.000 empleados trabajan cada día para hacer una diferencia positiva en la vida de millones de personas creando modos de vivir más alegres y sustentables. Desde el desarrollo de tecnologías para la edición genética y el descubrimiento de opciones únicas para tratar las enfermedades más desafiantes, hasta maneras de facilitar mecanismos de inteligencia en dispositivos, la compañía está en todos lados. En 2018 Merck generó ventas por €14.800 millones en 66 países.

La exploración científica y el espíritu emprendedor responsable han sido clave para los avances tecnológicos y científicos de Merck. Ésta es la manera como Merck ha prosperado desde sus orígenes en 1668. La familia fundadora sigue siendo la mayor propietaria del grupo, el cual cotiza en bolsa. Merck tiene los derechos globales para utilizar el nombre y la marca “Merck” excepto en Estados Unidos y en Canadá, donde la compañía opera como EMD Serono en Cuidado de la Salud, MilliporeSigma en Ciencias de la Vida, y EMD Performance Materials.

Presente en Centroamérica desde 1971, Merck emplea a más de 200 personas en toda la región de Centroamérica, Panamá, República Dominicana y Caribe Inglés. Los productos del Grupo Merck están presentes en las áreas de Biofarma y Ciencias de la Vida

Referencias:

  1. Cappola AR et al. Thyroid and Cardiovascular Disease Research Agenda for Enhancing Knowledge, Prevention, and Treatment Circulation. 2019;139:00–00. DOI: 
  2. Espinosa de Ycaza AE Mujer, corazón y tiroides Rev Colomb Cardiol. 2018;25(S1):42—48
  3. Soto JR and Verbeke SM DISFUNCIÓN TIROIDEA Y CORAZÓN REV. MED. CLIN. CONDES – 2015; 26(2) 186-197
  4. Gaitonde DY et al. Hypothyroidism: An Update Am Fam Physician. 2012;86(3):244-251

Deja una respuesta