Estas son las 3 posibles causas que hacen que te despiertes de noche

¿Te despiertas en mitad de la noche y no te puedes volver a dormir? Cuidado, porque podría ser una señal de varias enfermedades.

En la mayoría de los casos, se trata de problemas respiratorios, como la tos o la apnea del sueño, es decir, cuando las vías respiratorias se bloquean parcial o completamente, algo que hace que una persona deje de respirar varias veces. Eso, a su vez, hace que la persona se despierte debido a una caída en los niveles de oxígeno en sangre.

Este es el peligro que se esconde detrás de los inofensivos pero molestos ronquidos Aunque la apnea suele ser producto de una malformación fisiológica de las mandíbulas y vías respiratorias, en muchas ocasiones se debe a la obesidad y hábitos poco saludables.

Para prevenir la apnea y los ronquidos, es necesario llevar un estilo de vida saludable y tratar de evitar dormir boca arriba, ya que la lengua obstruye las vías respiratorias. Pero, ¿cómo puedes acostumbrarte a dormir de costado? Simplemente coloca un objeto convexo, como, por ejemplo, una pelota de tenis o una nuez, en la espalda de tu pijama.

Canta antes de ir a la cama

Un equipo de investigadores del hospital Royal Devon and Exeter, en Inglaterra, concluyó que este insólito truco ayuda a mejorar el tono muscular de la garganta.

Lo único que tienes que hacer es pronunciar la palabra “unga” en distintos tonos durante unos 18 minutos antes de acostarte.

También puede tratarse de enfermedades de la tiroides, como el hipotiroidismo. Además del insomnio, entre los síntomas podemos encontrar la somnolencia y la fatiga durante el día, el sudor nocturno y los pies y las manos fríos.

“Los pacientes con hipertiroidismo sienten fatiga y agotamiento por las alteraciones del sueño que provocan que no consigan conciliarlo, y, si lo hacen, se despiertan sin descansar”, explicó el doctor Oscar Vidal, de la clínica Barnaclinic.

Los adultos mayores también suelen tener problemas para dormir, y, en su caso, se debe a la reducción de la producción de la llamada hormona del sueño, la melatonina, por la glándula pineal del cerebro. El chile, imagen referencial

Además de tomar suplementos dietéticos de melatonina, también es recomendable consumir más alimentos con alto contenido en triptófano, un aminoácido capaz de potenciar la fabricación de melatonina.

Entre los alimentos que contienen más triptófano figuran la avena, las patatas, la soja, la avellana, el pollo, el atún, la yema de huevo y el queso.

Para conciliar el sueño y no desvelarte por la noche, te recomendamos dormir en una habitación oscura, silenciosa y fresca. Además, trata de no tomar cafeína ni alcohol y utilizar dispositivos que emitan luz azul una o dos horas antes de irte a la cama.

Deja una respuesta