El peor acompañante de tu taza de café

Combinar el café con los dulces es muy perjudicial para la salud, explicó Pavel Isanbáyev, especialista en pérdida de peso de la clínica Bormental.

Señaló que el café se suele tomar con los postres o con azúcar. Sin embargo, los dulces y el café son peores compañeros. La bebida eleva temporalmente el nivel de glucosa en sangre. Normalmente, el cuerpo tiene que utilizar la glucosa, y la persona siente una explosión de energía y vigor. Luego, el efecto de la cafeína termina y se vuelve al estado normal.

“Si se trata de un café con algo dulce, el nivel de glucosa aumenta excesivamente y luego desciende bruscamente. Puede producirse una hipoglucemia; se manifiesta con síntomas como debilidad, mareos, sudor frío y húmedo, somnolencia”, indicó el dietólogo.

Para algunas personas esta condición puede expresarse de manera débil, para otras más fuerte. Todo depende del organismo individual, afirmó.

Además, el mejor tiempo de una taza de café  es entre las comidas, ya que la bebida vigorizante impide la absorción de sustancias útiles que entran en el cuerpo con los alimentos.

“El café contiene antinutrientes, es decir, sustancias que impiden la absorción de nutrientes y vitaminas de los alimentos. Por lo tanto, es mejor consumir la bebida tónica entre las comidas”, señaló el dietólogo.

Además, el experto señaló que el metabolismo después de tomar café es diferente, por lo que la observación personal del propio bienestar debe ser crucial.

Deja una respuesta