Un jubilado envía miles de cartas con excrementos a celebridades

El medio considera que de esa forma el pensionista de 70 años, en el pasado policía de tráfico en Milán, expresaba la indignación que le provocaban las noticias de televisión.

“Cualquier historia que aparecía en la pantalla podía convertirse en motivo para enviar la carta”, destacó a la agencia Carmine Mele, policía que investiga el caso.

En el sobre el malhumorado expolicía escribía el veredicto que le dictaba a la persona pública que pretendía castigar, por ejemplo, “pedófilo”, “asesino” o “corrupto”, mientras dentro colocaba un trozo de papel higiénico ya usado.

“En su casa fue hallada una agenda con una lista de miles de personas que recibieron sus mensajes”, aseguró el oficial interrogado.

Entre las últimas víctimas de la labor punitiva del italiano y de su pareja, que se encargaba de llevar las cartas a la oficina de Correos, se encuentran las autoridades de la región italiana de Los Abruzos, a quienes el anciano considera culpables de la muerte de casi tres decenas de personas, sepultadas por una avalancha de nieve en el hotel Rigopiano.

Se estima que el pensionista y su ayudante desde 2014 enviaban un promedio de 10 cartas de contenido “especial” de manera diaria.

Los destinatarios de las misivas con restos de heces fecales podían encontrarse en todos el mundo, desde Azerbaiyán a Bhután o Zaire, y entre ellos figura el director del zoo de Copenhague que dio la orden de descuartizar a la jirafa Marius.

Deja una respuesta