Concentración récord de CO2 en la atmósfera a pesar del confinamientos por covid-19: ONU

El CO2 en la atmósfera aumenta en 4 años lo que antes tardaba 200 años

El dióxido de carbono (CO2), principal gas causante del cambio climático, ha aumentado en los últimos cuatro años tanto como cuando la Tierra pasó del periodo glaciar al actual interglaciar, transición que tomó entre 100 y 200 años, informó este lunes La Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La desaceleración industrial a raíz de la pandemia de covid-19 no frenó el aumento récord de las concentraciones de CO2, el gas de efecto invernadero más presente en la atmósfera, indicó este lunes la ONU.

Según el boletín anual de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia de la ONU, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera aumentó de manera brutal en 2019 y el alza continuó en 2020.

“El descenso en las emisiones achacable al confinamiento no es más que un pequeño punto en una tendencia a largo plazo. Tenemos que aplanar esta curva de forma duradera”, declaró el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

El calor que este fenómeno produce está detrás del aumento de la temperatura global, de la subida del nivel del mar y su acidificación, del deshielo y de la violencia de algunos desastres climáticos, como los recientes huracanes en el Atlántico.

Taalas recordó que desde 1990 el forzamiento radiativo (diferencia entre la insolación absorbida por la Tierra y la energía que ésta irradia de vuelta al espacio) ha aumentado un 45 %, reforzando el calentamiento del planeta.

Todos los gases de efecto invernadero tienen un periodo prolongado de vida, pero el CO2 que representa el 80 % del total, es el que más dura.

Puede quedarse cientos de años en la atmósfera y más tiempo en el océano.

La media anual en 2019 sobrepasó el umbral de 410 partes por millón, según el boletín de la OMM. En 2020, durante el periodo más importante en el que las actividades económicas estuvieron paradas, las emisiones cotidianas globales de CO2 llegaron a bajar un 17%, según la misma fuente.

Aún cuando la severidad y duración de las futuras medidas de confinamiento son inciertas, la OMM considera complicado avanzar una estimación de la reducción anual de las emisiones de 2020, aunque las sitúan entre el 4,2% y el 7,5%. Sin embargo, este descenso no lleva consigo la disminución de concentración de CO2 en la atmósfera este año, porque se acumulan las emisiones pasadas con las actuales.

En resumen, la concentración de CO2 seguirá subiendo este año pero a un ritmo más bajo, sin sobrepasar las fluctuaciones habituales en el ciclo de carbono que se observan cada año. (AFP y EFE)

Deja una respuesta