Cae en picada el ‘modelo de negocio’ de los terroristas de Daesh

Daesh, organización terrorista proscrita en Rusia y otros países, que ha gozado de un flujo abundante de financiamiento resulta estar a punto de la crisis. A medida que ceda sus territorios, se aproxima a la “bancarrota” inevitable.

Tanto en Irak como en Siria, Daesh se enfrenta a las coaliciones internacionales encabezadas por las superpotencias militares. Entretanto, queda inestable su posición financiera debido a la caída en los ingresos, según el informe del Instituto de Investigación sobre la radicalización (ICSR, por sus siglas en Inglés) y los analistas de EY.

Según el estudio, recientemente los ingresos del grupo terrorista han caído en picada.

“Desde 2014 se han reducido un 50% sus ingresos anuales, de más de 1.900 millones de dólares en 2014 a un máximo de 870 millones en 2016. No hay evidencia alguna de que el grupo haya encontrado otra fuente significativa de financiación que pueda recompensar las pérdidas recientes. Continuando las mismas tendencias, el ‘modelo de negocio’ de Daesh caerá pronto”, afirman los analistas.

Tal conclusión se desprende de que el Estado Islámico, considerado el grupo terrorista más rico del mundo, se basa principalmente en la capacidad de saquear dinero de los territorios ocupados, lo que se convirtió en su punto flaco tan pronto como empezaran a sufrir pérdidas en el campo de batalla, es decir, perder territorios.

Según el informe, se destacan las siguientes fuentes principales de ingresos financieros de Daesh: impuestos a la población ocupada, el petróleo, secuestros, antigüedades, donaciones extranjeras y una categoría que embarca las confiscaciones, el saqueo y las multas.

Según estima IHS Markit, Daesh perdió el 15% de su territorio en 2015, mientras que al año siguiente sus pérdidas fueron del 23% de los territorios, incluyendo la muy importante ciudad siria de Alepo. Ahora, se espera que Daesh ceda una de sus fortalezas principales en Irak, Mosul.

Sin embargo, el estudio del ICSR advierte que el desplome financiero no significa obligatoriamente la disolución de toda la organización, por el contrario, debido a ello los terroristas no dejarán de cometer atentados en Medio Oriente u otras regiones.

Deja una respuesta