Tito Hernández revela que Abinader marca distancia frente a funcionarios agropecuarios

El Ing. Tito Hernández manifestó que Abinader no quiere permitir que nadie le dañe su gestión, apartándose de las líneas generales de su gobierno o malinterpretándola a su manera. Dijo esto a propósito del hecho de que los funcionarios que regentean el sector agropecuario no figuraran en la reunión que sostuvo el mandatario con los profesionales del ramo.

En su consideración, esto evidencia que no están actuando en sintonía con las pautas presidenciales y que ese marginamiento obedece a que no están sabiendo representar ni ejecutar la política agropecuaria del gobierno en lo concerniente a las relaciones con los profesionales que están llamados a hacerla posible.

El exministro de Agricultura estima que la ausencia de los incumbentes de los organismos que tienen que ver con los planes agropecuarios no es casual, y que solo se explica en el hecho de que el presidente no está de acuerdo ni se siente identificado con sus acciones o que no se corresponden con las directrices del Ejecutivo.

Al apartar de la reunión a los titulares de las instituciones que rigen el sector agropecuario el gobierno envía una señal que debe ser captada y leída por los funcionarios del sector, dijo el también exsenador, Tito Hernández, durante su comparecencia en el programa Revista 110.

“Si son parte del problema y no han querido ser parte de la solución, el presidente Abinader no puede sentirse obligado o compromisario de acciones cuestionables. El presidente está actuando correctamente, y no solo con el sector agropecuario, lo está haciendo con todos los sectores y eso es digno de aplaudirse”, adujo Tito Hernández.

Precisó que tras la reunión con el presidente reina otro ambiente, otro espíritu y entusiasmo en el ánimo de los profesionales agrícolas y eso debe aprovecharse para aumentar el potencial de lo que se pueden dar cuando se está en buena disposición y voluntad de trabajo.

También alegó que, tanto es así, que en el recién celebrado pleno de dirigentes, acordaron ya suspender las protestas y reclamos para abrir un compás de espera a fin de que el gobierno haga los ajustes adecuados y rectifique las medidas erróneas de algunos funcionarios del ramo.

Sostuvo que está convencido de que el presidente honrará su palabra, por lo que hace un llamado a todos los profesionales del área a confiar en Luis Abinader, quien no solo escuchó a los representantes gremiales, sino que puso un interés muy particular en atender sus peticiones.

En otro orden, dijo que la importancia y la incidencia en la economía del sector agropecuario, se estima en alrededor de un 5.4% del Producto Interno Bruto, el cual llegó a caer a menos de un 2%, y en el primer trimestre fue 1.2% y que ahora se está recuperando y alcanzó el 2.4 % en el primer semestre. Argumentó que aun así está muy por debajo de lo normal, que es 5.4%.

En esta misma línea de ideas, Hernández exteriorizó que de los 200,000 empleos que se anunciaron como pendientes de recuperación, la mayoría de ellos corresponden al aporte del sector agropecuario.

Es en este contexto que el Ing. Tito Hernández consideró que en medio del aumento de las importaciones y disminución de las exportaciones, del estancamiento de la producción y la productividad; cuando los servicios de apoyo a la producción han decaído, resulta un contrasentido que  los profesionales que están llamados a revertir esa situación sean cancelados.

“Los profesionales agropecuarios deben ser tratados y valorados conforme a la relevancia que tienen y al impacto económico de su labor, en lugar de ser pateados como viene sucediendo”, expresó Tito Hernández.  

Deja una respuesta

cinco × uno =