Sepultan joven asesinado por oficial de la policía en medio de reclamos de justicia

Hato Mayor.- El sepelio del joven Juan José Silvestre se llevó a cabo en medio de reclamos de que se haga justicia y sea procesado el teniente coronel de la Policía Emilio Corsino Galván, acusado de quitarle la vida de dos disparos.

Silvestre, de 24 años, fue asesinado la madrugada del sábado frente a una sucursal bancaria.

El oficial policial se ve en un video colgado en las redes sociales, con una pistola en la mano, que habla por la radio portátil y momentos después se monta en un vehículo policial.

Por el suceso, que ha indignado la población, han aumentado los reclamos de que el oficial responsable sea procesado debidamente,  y como modo de protesta el ataúd fue llevado hasta el frente al destacamento policial.

El cadáver fue sepultado en el cementerio la comunidad Los Hatillos, ubicada a tres kilómetros de la salida de Hato Mayor hacia San Pedro de Macorís.

Versiones

Corsino Galván, quien se entregó poco después de ocurrir el suceso a la Dirección general Sureste de la institución, en San Pedro de Macorís, aparece en un video que se ha hecho viral, visiblemente nervioso, con una pistola en las manos, llamando por radio para que una patrulla, lo rescatara en el lugar.

Según la versión policial, el coronel Corsino Galván, adscrito como subjefe de la 40ta. compañía de la Policía en Hato Mayor y es un policía de carrera, alegó que le disparó al joven durante una inspección que realizaba al vehículo en el que viajaba, porque alegadamente había atropellado a un joven que viajaba en una pasola.

Sin embargo, testigos oculares y videos colectados de las cámaras de seguridad de varios negocios de los alrededores, recogen que la víctima viajaba en vía contraria y que casi atropella al oficial que viajaba en su vehículo personal, lo que despertó su accionar violento.

En uno de los videos se le ve apuntar al oficial a Silvestre Pacheco, quien al ser impactado cayó en el pavimento, en medio de reclamos de varias mujeres de decían: “Por favor, no lo mate”.

El suceso se produjo cerca de las 1:30 la mañana en el frente de la sucursal del Banco de Reservas, cuando clientes salían de un drink ubicado al lado de la entidad bancaria.

Deja una respuesta