Se intensifica clamor por que Kinsberly Taveras renuncie tras manejo poco ético

Santo Domingo, RD.- La ministra de la Juventud, Kinsberly Taveras, se halla bajo la lupa pública y zarandeada por peticiones de renuncia luego de un reportaje realizado por la comunicadora Nuria Piera, en el que la definió como “una emprendedora que se ha beneficiado del Estado”.

La ley es bastante clara en cuanto a que un funcionario público no puede tener conflictos de intereses, esto es ser parte del Estado y al mismo tiempo beneficiarse del Gobierno.

En el reportaje se destaca que la funcionaria, de 33 años de edad, tiene un patrimonio de 106 millones de pesos, según su declaración jurada de bienes presentada ante la Cámara de Cuentas, pero acumula deudas por unos 55 millones de pesos, en un banco y dos cooperativas de Moca.

Su fuerte es la compra de camiones los cuales los alquila a los ayuntamientos para la recogida de basura. Entre los ayuntamientos del PRM con los que tiene contratas, están el de Hato Mayor y Santo Domingo Este.

Al ser preguntada por Nuria por qué esas cooperativas le prestan tanto dinero respondió: “La persona a la que nosotros le compramos los equipos tiene acuerdo con esas cooperativas porque es de ese territorio”.

Taveras justifica sus ingresos en tres compañías de su propiedad, entre ellas Ares Imperio, dedicada a la exportación e importación de vehículos y currier. También tiene estación de expendio de gasolina.

Deja una respuesta