Belarminio cita en libro las campañas locales que fueron sorpresas en las elecciones de 2016

Considera que después de la campaña presidencial, la batalla persuasiva librada por los candidatos a la alcaldía del Distrito Nacional interesó a los medios de comunicación. Salcedo fue postulado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y David Collado por los partidos Reformista Social Cristiano y Revolucionario Moderno.

Como marca, expresa el autor, Salcedo en término de marketing personal es el mejor referente de lo que es una marca. Lo describe humorista y empresario eficaz, hizo gala de persona correcta, es adinerado con buena reputación.

Asegura que con el tres veces alcalde del Distrito Nacional, la capital adquirió un nuevo rostro por su buena gestión, y quizás por eso su derrota sorprendió a tantos.

Afirma que el principal motivo de su derrota fue que no empoderó a la dirigencia del PLD y la participación de los peledeístas en sus gestiones nunca lo consideró como un tema importante.

Consideró un error la búsqueda nueva vez de la alcaldía para un cuarto período consecutivo. “Las mayorías les perciben como elitista, imagen que no ayuda porque viene de la pobreza”, indica.

David Collado una marca

Del alcalde de la capital, David Collado, dice que desde que salió a la política se convirtió en una marca. “Viene de una familia de mucho dinero y es respaldado por la familia Vicini, la más rica del país. Ha estado siempre en la escena como un inspirador inspirado. Los atributos básicos del líder inspirador son: presentarse como modelo a seguir, como campeón del cambio y ser iniciadores”, sostiene.

Ramírez indica que poco después de salir al escenario público, ya David Collado era sinónimo de emprendedor y eso requirió de una visión, un plan, una gran inversión para ejecutar el plan: programa de televisión donde entrevista a estrellas nacionales e internacionales, personas destacadas en los diversos ámbitos; anfitrión de cónclaves, charlas, conferencias y seminarios presentando como disertantes a personas de mucha fama internacional.

Expone que eso le ganó empatía con todos los sectores sociales. Los más jóvenes lo admiran por lo que hace y promueve.

Asegura que la meta de David collado y de sus impulsores es llevarlo a la presidencia de la República.

“Para adquirir imagen de estadista, primero deberá pasar la prueba de fuego que no es fácil y que ha quemado a todos los que han pasado por el puesto. El único que ha salido bien de la alcaldía a pesar de que perdió, es Salcedo”, afirmó.

Abel Martínez cae bien

Ramírez señala que Santiago de los Caballeros es el escenario electoral más complejo que tiene el país. Ahí es donde a los presidentes de turno y partidos que están en el poder, se les hace más difícil ganar puestos locales.

Dice que influyó para Abel Martínez ganar la alcaldía el haber desempeñado el rol de presidente de la Cámara de Diputados, ya que allí trascendió la frontera santiaguera y se dio a conocer con buena imagen, en todo el país.

“Abel es una marca, un símbolo político de éxito en Santiago. Los electores racionales de ese municipio han encontrado en Abel un liderazgo que llena sus expectativas. Cae bien en todos los ambientes”, dice.

Su campaña fue distinta en el mensaje, el mercadeo y la persuasión. Salió a la escena renovado de energía, alegría, entusiasmo, captando calor humano y dándose un baño de pueblo. Utilizó las nuevas tecnologías de la comunicación para lograr empatía presentándose cercano a la gente.

Alfredo Martínez beneficiado

Señala que ganó la alcaldía de Santo Domingo Este por el PLD al producirse un voto póstumo por la muerte de Juan de los Santos. Le ayudó el enfatizar en la empatía el tributo y la hermandad con De los Santos. Le favoreció que fueran de la misma corriente política en el PLD. Tanto De los Santos como él estaban en la cima de la popularidad en el municipio. Confluyó también el buen posicionamiento de la senadora Cristina Lizardo y de los diputados.

Deja una respuesta