Leonelistas se mantienen apostados frente al Congreso en desafio al Gobierno (video)

“Estamos aquí disciplinadamente, apegados a la Constitución, sin provocar, pero sin aceptar provocaciones”, así se expresó el miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Bautista Rojas Gómez (Bauta).

Bauta forma parte de los seguidores del expresidente Leonel Fernández, que intentan montar un campamento frente al Congreso Nacional, en contra de una posible reforma constituciones que habilite a Danilo Medina para una reelección presidencial.

Bauta, como se conoce popularmente al exministro de Salud y de Medio Ambiente, hizo un  llamado a todos los dominicanos a que se integren a una  manifestación pacífica que tendrá lugar  mañana en el Congreso y a la que esperan asistan unos 20 mil manifestantes.

“Estamos aquí para decir que bajo ninguna circunstancia aceptamos que se violente la Constitución, vamos a permanecer pacíficamente sentados aquí, es la respuesta que debe darle la razón a la violencia, a la agresividad de lo que sobre la voluntad del pueblo quieren irrespetar la Constitucion”, expresó Rojas Gómez.

Se recuerda que ayer diputados del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que siguen al expresidente Leonel Fernández, fueron agredidos con bombas lacrimógenas y macanazos cuando intentaban, junto a decenas de activistas, instalar un campamento frente al Congreso Nacional, en protesta por posibles aprestos para reformar la Constitución y habilitar al presidente Danilo Medina.
El más afectado fue el legislador Henry Merán, quien fue llevado de urgencia a una clínica de las cercanía del lugar e ingresado a cuidados intensivos, ya que el gas que inhaló le provocó una ‘neumonitis’, según informaron médicos que lo atienden, quienes dijeron que está estable y que hoy darán el informe oficial de su estado de salud.

Leonel condena. A la clínica donde está ingresado el diputado Merán acudió el expresidente Fernández, quien condenó los hechos y dijo que ese fue un acto de represión injustificado.
Indicó que el derecho a la protesta pacífica es un derecho fundamental que tienen los ciudadanos y que fue vulnerado en esta ocasión, ya que los manifestantes tenían un permiso del ayuntamiento para instalar una carpa, lo que fue desconocido e ignorado por los oficiales al mando de los agentes.
“Rechazamos la coacción de que fueron objeto los diputados y ciudadanos que protestaron para que sea respetada la Constitución, para que no sea reformada para beneficios personales, lo que consideramos un acto cívico que tiene que ser respetado”, expresó el exmandatario.

Deja una respuesta