El PRM advierte a Danilo que no puede dirigir campaña electoral del PLD

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) reclamó a la Junta Central Electoral frenar el activismo electoral del presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, en violación del artículo 196  de la ley electoral vigente que prohíbe utilizar las instituciones u órganos del Estado para promover candidatos o partidos a cargos de elección popular.

El PRM hace el llamado a las autoridades electoral como reacción a un reciente anuncio del primer mandatario durante una reunión del Partido de la Liberación Dominicana prometiendo que “a partir de ahora los recursos llegarán a todos los candidatos”, incluyendo a vocales,  regidores,  directores y alcaldes”.

En una declaración de su comisión ejecutiva, el principal partido opositor le recuerda al órgano rector de las elecciones, tal como lo dispone la Ley15-19 del Régimen Electoral que: “durante la campaña electoral, la publicidad de los actos de gobierno nacional o municipal, no podrá contener elementos que promuevan directa o indirectamente la motivación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos de elección popular”.

Expresa el PRM que la Junta Central Electoral está en la obligación de investigar y corregir estas graves violaciones para garantizar un clima de equidad y transparencia en el actual proceso electoral, ya que de no hacerlo permitirá que la sociedad pierda totalmente la confianza en su capacidad para actuar como árbitro con de este certamen democrático.

A continuación el texto de la declaración del PRM, firmada por el vocero de la Comisión Ejecutiva, licenciado Tony Raful:

En el acto público del 14 de los corrientes el presidente de la República DANILO MEDINA actuando como director de las campañas del candidato Gonzalo Castillo y los candidatos  municipales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD)  olvidó que en su condición de principal responsable del manejo de los fondos públicos de la nación, la Ley No.15-19 del Régimen Electoral vigente,  le prohíbe realizar actividad política proselitista según reza  su artículo 196, Párrafo III, cuando dice, meridiana claridad:

“Artículo 196.- De la Publicidad en los Actos de Gobierno. Durante la campaña electoral, la publicidad de los actos de gobierno nacional o municipal, no podrá contener elementos que promuevan directa o indirectamente la motivación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos de elección popular.

Párrafo I.- No podrán utilizarse las instituciones u órganos del Estado para desde ellos promover candidatos o partidos a cargos de elección popular.

Párrafo II.- Se excluyen de esta prohibición los programas de asistencia social, ayuda comunitaria o de servicios públicos habituales que estén contemplados en la planificación regular del Estado los cuales podrán desarrollarse conforme dicha planificación. No podrán ser aumentados ni los beneficiarios ni los montos asignados a estos.

Párrafo III.- Los funcionarios públicos que administran recursos del Estado, no podrán prevalerse de su cargo, para desde el realizar campaña ni proselitismo a favor de un partido o candidato. Tampoco podrán hacer uso de las áreas físicas y espacios, así como de los instrumentos, equipos, materiales y personal que pertenecen a la institución u órgano del Estado a la cual prestan su servicio. “

La Junta Central Electoral (JCE) está en la obligación de investigar estas graves violaciones con el propósito de aplicar la ley, y estar en condiciones de garantizar un clima de transparencia en el presente proceso que vive la nación, de no hacerlo, permitirá que la sociedad pierda totalmente la confianza en su capacidad para dirigir adecuadamente estas citas cívicas del 16 de febrero y el 20 de mayo próximos.

Todas las encuestas revelan que el 71% del pueblo dominicano ansía un cambio político en la actualidad, no obstante, los funcionarios del actual gobierno persisten en los mismos abusos y prevaricaciones que viene  cometiendo durante 17 años.

En este orden,  ante  las supuestas recaudaciones millonarias anunciadas por el candidato Gonzalo Castillo,  el PRM exige una exhaustiva investigación de la Junta Central Electoral (JCE), para determinar o negar su veracidad, despejando la sospecha de que son pagos diferidos por favores, sobrevaluaciones u otros actos  indebidamente concedidos.

La sociedad dominicana, a todos los niveles, se prepara para producir el CAMBIO DE GOBIERNO QUE NECESITA en este momento, respondiendo con la consigna VERGÜENZA CONTRA DINERO, aquella vieja frase que usara el profesor Juan Bosch para fortalecer la conciencia de los votantes en el proceso del 1962, al nacer el proceso democrático  de la República Dominicana.

Ante la gravedad de estos hechos el PRM y sus aliados, esperan una repuesta de la Junta Central Electoral,  a la par de la magnitud de las violaciones cometidas.

Deja una respuesta