Dominicana desaparecida fue encontrada muerta en Filadelfia con balazo en la cabeza

Vianela Tavera, la dominicana que había sido denunciada como desaparecida por sus familiares en Nueva York, fue encontrada muerta con un disparo en la cabeza.

Así lo informó la Policía de Filadelfia, estado al que se había trasladado la mujer antes de su desaparición, para encontrarse con su novio.

Tavera, de 50 años de edad y madre de cinco hijos, residía en Nueva York, y se había trasladado a Filadelfia para supuestamente encontrarse con su novio, Luis Negron Martínez, de 38 años de edad, y quien figura como principal sospechoso del crimen, ya que según las autoridades fue visto conduciendo el vehículo de la mujer.

Su cuerpo fue dejado en una casa en la sección Feltonville de Filadelfia, según el portal NBC, que cita a la policía.

En conexión al caso, la policía del condado Fairfax en Virginia, arrestó a Luis Negrón Martínez de 38 años de edad, cuando fue encontrado herido dentro del vehículo propiedad de Taveras, donde se halló una pistola ilegal, manchas de sangre seca y artículos no especificados por la policía.

Al cierre de esta nota, Negrón Martínez, seguía preso en una cárcel estatal de Pensilvania, pero no ha sido acusado de asesinato por la muerte de Taveras, y encara cargos por robo mayor y posesión criminal de un arma.

La información del diario señala que la oficina del forense de Filadelfia determinó que la muerte de la mujer fue un homicidio. El cuerpo en descomposición de Tavera fue encontrado en una casa justo al lado del Roosevelt Boulevard, después de que las quejas de un olor fétido llevaron a un registro de la propiedad.

Los familiares de Tavera dijeron inicialmente que estaban “99 por ciento” seguros de que el cuerpo era de ella. Más tarde confirmaron que era ella en la oficina del médico forense el lunes.

Martínez, quien es de Filadelfia, fue encontrado en el automóvil con una pistola de 9 mm, dijeron los investigadores, de acuerdo a NBC.

Los familiares de Tavera hicieron preparativos para llevar su cuerpo al Bronx.

Deja una respuesta