Alcalde de Higüey detecta déficit millonario y 50% que cobraban sin trabajar

Advierte que no habrá represalias, pero tampoco borrón y cuentas nuevas

LA ALTAGRACIA.- El recién electo alcalde de Higüey, Rafael Barón Duluc, dijo que encontró un desastre en la administración del cabildo que dejó la exalcaldesa Karen Aristy con supuestas “botellas” de más del 50 por ciento en nómina y una deuda que supera los 180 millones de pesos de la antigua administración.

“Aparecieron personas que dijeron: yo trabajé allá si me están pagándome todavía, averigüen a quién están pagando, ha pasado eso con muchas personas, incluso viviendo en los Estados Unidos”, aseguró el alcalde electo en una coalición de Fuerza del Pueblo, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y otras organizaciones.

Para solucionar el problema de las personas que cobran sin trabajar como “botellas”, el funcionario dijo que los empleados que se reporten a cobrar su cheque serán sometidos a cuestionamientos, uno de ellos es saber en qué área de trabajo labora.

Barón Duluc informó también que la antigua gestión no hizo un inventario y que solicitó a la Cámara de Cuentas una auditoría.

El documento, publicado en la cuenta de Twitter de Cholitín, califica de “urgencia” la necesidad de llevarse a cabo la auditoría, citando el artículo 10 de la Ley no. 10-04 sobre las atribuciones conferidas a la Cámara de Cuentas. 

“Hoy solicitamos una Auditoría a la Cámara de Cuentas a los fines de determinar el manejo financiero de la gestión municipal que hemos recibido. Sin represalias, pero sin “Borrón y Cuentas Nuevas”, tuiteó Duluc. 

Además agregó que el vertedero de Higüey es un peligro ambiental al ubicarse encima de los pozos acuíferos de La Matilla, principal fuente de agua potable.

Deja una respuesta