Escritor asegura Balaguer fue agente informador del FBI y que la misma dirigió invasión del 65 para favorecerlo

Así lo indica el periodista del diario New York Times Tim Weiner en su libro “Enemies- A History of the FBI”, que se publicará el 14 de febrero en Estados Unidos y del que ayer adelantó algunos extractos el diario Huffington Post. 

El expresidente de Estados Unidos George W. Bush evitó la renuncia del director del FBI, Robert Mueller, al prometerle que convertiría en legal un programa clandestino de escuchas a los estadounidenses, algo que no hizo hasta años después. Además, el FBI reconstruyó los documentos y cintas relativos al caso “Irán-contras”, después incluso de que la Casa Blanca hubiera destruido toda prueba relacionada con la venta de armas a Irán y el desvío secreto de fondos a la guerrilla antisandinista de Nicaragua en 1986 y 1987.   Weiner profundiza especialmente en la historia de la agencia después del 11 de septiembre de 2001, cuando Bush autorizó al FBI y la Agencia de Seguridad Nacional  a espiar las comunicaciones telefónicas y electrónicas   sin el permiso del tribunal.

Espías por doquier

Durante la Guerra Fría, el FBI pudo infiltrar espías en “los más altos niveles” de los gobiernos comunistas de Cuba, China y la Unión Soviética, los cuales devolvieron la jugada en los años 90, durante la presidencia de Bill Clinton. El FBI invirtió entonces “más tiempo y energía” investigando la supuesta infiltración de espías enviados por China en la Casa Blanca.
Tim Weiner, reportero de The New York Times ganador de  premio Pulitzer  y de un Premio Nacional de literatura por trabajos de investigación,  afirma en un libro que va a circular que el FBI dirigió la invasión norteamericana a República Dominicana en 1965, acción que relaciona con el regreso de Joaquín Balaguer al poder en el 66.

 

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario