Actores haitianos instan al presidente Haití actuar rápido en secuestro técnicos dominicanos

Familiares de los técnicos secuestrados en Haití se muestran angustiados

SANTO DOMINGO.- Actores haitianos residentes en la República Dominicana y que forman parte integral de la industria del cine condenaron el secuestro del que fueron víctimas ayer  dos técnicos dominicanos y un traductor haitiano, en Puerto Príncipe y   exigieron  al gobierno haitiano, en la persona del presidente Jovenel Moise, actuar con la prontitud que el caso amerita, con cautela, sensatez y responsabilidad

«De manera que podamos lograr un rescate limpio y que esos hermanos puedan regresar a su casa, en el caso del traductor haitiano, y en el caso de los compañeros dominicanos, que vuelvan lo antes posible a su país, para que puedan seguir trabajando en nuestra industria y estar con sus familias, sanos y salvos».

Tras precisar que los secuestrados son sus hermanos, compañeros de trabajo y buenos amigos, solidaridad ferviente con todo el gremio del cine dominicano y especialmente con los familiares de los dos técnicos dominicanos y del traductor haitiano.

Agregaron que «mandamos un fuerte abrazo solidario a sus familiares, para que sepan que no están solos en ésta batalla y tengan la fortaleza necesaria, con la fe en Dios, de que todo va estar bien».

La angustia de los familiares

En tanto que la desesperación y el temor cunde entre los familiares de los secuestrados. Miguel Ángel Campusano, hermano menor de los secuestrados, reveló a EL DÍA que su familia se enteró de la situación a través de los noticiarios y redes sociales, mientras que hasta el momento ninguna autoridad le ha contactado.

“Hasta ahora no sabemos nada, sabemos solo lo que han dicho en la noticia, no sabemos en qué situación se encuentran actualmente. Estamos mal y desesperados sin una noticia o ayuda de nada”, manifestó Campusano al tiempo que pidió la colaboración de las autoridades.

El joven explicó que algunos familiares acudieron a tempranas hora de este lunes hasta la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores para obtener más informaciones del sobre el caso.

El joven dijo sentirse en “Shock” al escuchar que los captores de sus hermanos y varias personas más exigen dos millones de dólares, asegurando que sus hermanos son personas que trabajan día a día para sobrevivir.

Deja una respuesta