Un exespía saudí denuncia que el príncipe heredero envió a unos sicarios para matarlo

(AFP) Un exespía de alto nivel de Arabia Saudí afirmó el domingo en una entrevista en una televisión estadounidense que el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán, envió un equipo de sicarios para matarlo mientras estaba exiliado en Canadá.

En una entrevista con el programa “60 Minutes”, de la cadena CBS News, Saad Aljabri, quien además de espía ejerció como interlocutor entre los servicios de inteligencia del reino y los gobiernos occidentales, dijo que se convirtió en objetivo de Riad después de haber huido del país tras la toma de poder del príncipe heredero en 2017.

Un amigo de un servicio de inteligencia de Oriente Medio le advirtió que se iba a enfrentar a un destino similar al del disidente y periodista saudí Jamal Khashoggi, declaró Saad Aljabri.

Jamal Khashoggi fue asesinado por un grupo vinculado a Riad durante una visita al consulado del país en Estambul en 2018, según las investigaciones.

“La advertencia que recibí, es que no me acercase a ninguna misión saudí en Canadá. No vayas al consulado. No vayas a la embajada… Estás en lo más alto de la lista”, dijo Aljabri en la entrevista.

El exespía afirmó que el grupo de mercenarios llegó a Canadá en octubre de 2018. Inmediatamente las autoridades canadienses los deportaron por mentir a los funcionarios de aduanas y llevar consigo artículos sospechosos.

La AFP trató sin éxito de verificar las acusaciones de Aljabri. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá no contestó a las preguntas de la AFP.

Funcionarios canadienses dijeron a “60 Minutes” que conocían “incidentes en los que actores extranjeros han intentado… amenazar… a gente que vive en Canadá”.

Aljabri dijo que el grupo que voló a Canadá estaba formado por miembros del “Escuadrón Tigre”, un equipo de sicarios creado por el príncipe heredero especializado en “ejecuciones extrajudiciales, violaciones y torturas”, según una denuncia judicial presentada en 2019 por él mismo.

El exespía dijo que esta misión enviada por Riad encaja con el patrón de comportamiento despótico del príncipe heredero, en un principio considerado un reformista, pero que ha purgado a los opositores desde que se convirtió en el príncipe heredero.

Aljabri denunció también que dos de sus ocho hijos habían sido detenidos por las autoridades saudíes en represalia por su huida del reino.

“Estoy aquí para hacer sonar la alarma sobre un psicópata, asesino, en Oriente Medio con recursos infinitos, que supone una amenaza para su pueblo, para los estadounidenses y para el planeta”, dijo.

Deja una respuesta

doce − 11 =