Taiwán se rendiría en una semana si estalla la guerra con China

El Ejército taiwanés, mal preparado para el tipo de combate a gran escala que se dirigirá a ellos, perderá en una semana ante China si Pekín se enfrenta a Taipéi.

Según un artículo publicado este sábado por la agencia rusa de noticias RT (Russia Today), Estados Unidos está jugando “un juego peligroso” para demostrar la política de defensa de Taiwán frente a China, para la que tiene cero capacidad de ejecución.

Conforme al texto, durante los últimos años, las Fuerzas Aéreas de la República Popular China han realizado incursiones en la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán (ADIZ, por sus siglas en inglés), como medio de enviar una señal a Taipéi de que China “no reconoce sus reivindicaciones de independencia y, por tanto, cualquier noción de ADIZ es nula”.

En este sentido, la nota ha puesto de relieve que el Ejército de Taiwán puede parecer bueno sobre el papel, pero, “está mal preparado para la realidad del tipo de combate a gran escala” que se dirigirá a ellos, si China decide alguna vez llevar a cabo una invasión.

Como el mundo aprendió en Afganistán, unas cifras impresionantes sobre el papel no se traducen automáticamente en una fuerza de combate impresionante sobre el terreno. Y China ejercería la violencia a una escala muy superior a la que los talibanes podrían contemplar”, subraya el texto.

De acuerdo con el texto, Pekín, en caso de que decidiera alguna vez invadir a Taiwán, la suposición de trabajo sería que había llevado a cabo una amplia evaluación basada en la inteligencia de sus posibilidades de victoria, que tendría que ser casi segura para que China emprendiera una acción que traería consigo la condena de gran parte del mundo.

En áreas que las tensiones entre Pekín y Taipéi se está escalando por las provocaciones de Washington en la zona, el texto confirma que, en caso de un enfrentamiento militar, las unidades taiwanesas supervivientes se enfrentarían entonces a la “desalentadora tarea” de repeler una invasión masiva que probablemente comprendería una combinación de fuerzas anfibias y de asalto aéreo.

Eso mientras que, suponiendo que suficientes unidades sobrevivieran al bombardeo previo al asalto para presentar una defensa competente, las tropas taiwanesas “agotarían rápidamente sus reservas de munición, combustible y alimentos” y las unidades que pueden quedarse sin reabastecimiento empezarán a rendirse, y de ahí, la idea de la rendición se volverá contagiosa.

“Los grupos de defensores acérrimos podrían sobrevivir para luchar durante un tiempo, pero la realidad es que Taiwán caerá en menos de una semana”, ha concluido el texto.

China, que reclama su soberanía sobre Taiwán, ya se ha opuesto abiertamente a los esfuerzos de Washington para fortalecer el apoyo a las fuerzas taiwanesas. El Gobierno chino advirtió que “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad y su integridad territorial” en su primera reacción tras conocer el informe del WSJ.

Deja una respuesta

doce + 13 =