Subida de marea complica rescate de heridos de autobús que cayó al vacío en Perú y dejó 36 muertos

Las labores de rescate de un autobús que cayó al abismo con 50 pasajeros en la provincia peruana de Huaral (oeste) se complican debido a que el nivel del mar está subiendo, dijo  desde el sitio de operaciones el oficial de información del cuerpo de bomberos, Lewis Mejía.

“La situación es bastante compleja, tenemos un total de 35 cadáveres y hemos rescatado a siete heridos, todos en riesgo de vida debido a la gravedad del accidente; la parte delantera del autobús ya ha llegado al mar, es una playa muy corta, y a estas horas la marea se está elevando, (por lo que) estamos procediendo a retirarlo”, dijo Mejía por teléfono mientras se escuchaban los gritos preocupados de los rescatistas y bomberos.

La zona donde ocurrió el siniestro es conocida como “la curva del diablo” y se trata de un lugar muy peligroso, añadió Mejía.“Es una carretera que va paralela a la costa (sobre el Pacífico), es una curva muy cerrada; el autobús se ha caído por un acantilado tipo pared impactando volteado”, indicó Mejía a esta agencia.

El siniestro ocurrió alrededor de las 11:45 hora local (16:45 GMT) del martes, en el kilómetro 75 del serpentín de Pasamayo, considerado uno de los más peligrosos del país.

La causa habría sido un camión que impactó contra la parte posterior del autobús, lo que hizo que el conductor perdiera el dominio del vehículo cayendo unos 100 metros al abismo, según testigos citados por el diario El Comercio.

El Ministerio de Salud había informado más temprano en Twitter que las víctimas mortales ascendían a 36.

Los sobrevivientes fueron trasladados a diferentes centros hospitalarios.

Deja una respuesta