Sistemas de defensa antiaérea rusos rastrean y siguen a los aviones de EEUU en Siria

El comandante de las Tropas de Defensa Aérea de las Fuerzas Armadas de Rusia ha señalado que aviones de la Fuerza Aérea de EEUU en el este de Siria han sido detectados en múltiples ocasiones por los radares de la defensa antiaérea rusa y seguidos automáticamente.

Los aviones de guerra estadounidenses que operan en el este de Siria estuvieron varias veces en la mira de un sistema de defensa aérea ruso S-300V4, dijo el comandante de las Fuerzas de Defensa Aérea de las Fuerzas Armadas, teniente general Alexander Leonov.

Como parte de sus operaciones militares, los aviones de reconocimiento estratégico y los bombarderos de la Fuerza Aérea de EEUU fueron “detectados y seguidos automáticamente”, manifestó Leonov al diario ruso Izvestiya en un artículo publicado el jueves.

El general dijo que el sistema antiaéreo S-300 se desplegó en Siria en octubre de 2016 para “expandir el control sobre el espacio aéreo del Este de Siria con el fin de prevenir ataques aéreos enemigos contra el aeródromo de Hamaimim y la base logística de Tartús”.

Él dijo que los aviones estadounidenses reaccionaron “con nerviosismo” al ser rastreados por la unidad de defensa aérea rusa desde la distancia de 200 a 300 kilómetros. El sistema y su personal fueron retirados a su sitio de despliegue permanente en junio de este año.

Anteriormente, el Ministerio de Defensa ruso informó que un caza estadounidense F-22 impidió que dos aviones rusos de bombardeo táctico Su-25 llevaran a cabo una misión de combate para destruir una fortaleza del Daesh sobre el río Éufrates de Siria.

Sin embargo, el representante del ministerio señaló que, después de la aparición de un caza ruso Su-35S, el F-22 detuvo maniobras peligrosas y se retiró al espacio aéreo iraquí

 

Deja una respuesta