Senado absuelve a Trump: Impeachment sin sorpresa alguna

El Senado de EE.UU. absolvió al presidente de EE.UU., Donald Trump, de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso estadounidense.

El hemiciclo del Senado, de mayoría republicana, ha decidido este miércoles que el líder republicano no es culpable de los cargos de abuso de poder y obstrucción a las investigaciones del Congreso en el caso de la trama ucraniana. 

De los 100 senadores, 52 han declarado al mandatario inocente del delito de abuso de poder y 53 han desestimado que haya obstruido la labor del Congreso en la pesquisa lanzada sobre los dos cargos en su contra, aprobados el 18 de diciembre de 2019 por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas.

El resultado del voto de absolución del inquilino de la Casa Blanca era más que previsible por el simple hecho de la fuerte rivalidad partidista que existe entre los republicanos y los demócratas desde siempre, y más cuando ambos partidos están a las puertas de medirse en unas nuevas elecciones presidenciales, previstas para el próximo 3 de noviembre.

De hecho, a nadie le ha sorprendido este desenlace del juicio político (impeachment) contra el magnate neoyorquino, ya que, desde que la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, remitiera los cargos contra el líder republicano a la Cámara Alta para que sus miembros decidieran si destituían o no al 45.º presidente de la nación, al igual que habían hecho previamente sus compañeros del Congreso votando a favor de destituirle de su cargo, todos sabían de antemano que los correligionarios de Trump no le iban a fallar y, menos aún, que rompieran con la disciplina del partido.

Si bien muchos habían puesto sus esperanzas en que algunos republicanos más moderados pudieran decantarse por que su líder fuera relevado del cargo una vez que hubieran escuchado los testimonios de nuevos testigos cruciales para el caso, como lo ha hecho el senador republicano Mitt Romney, tal y como se demandaba desde las filas demócratas, las imputaciones fueron desestimadas por los camaradas de Trump en un intento por poner fin, de una vez por todas, a este proceso, que se ha prolongado durante varios meses y que podría perjudicar los intereses electorales del magnate inmobiliario de cara a su reelección.

Así pues, la negativa republicana a que se citara a más testigos para que comparecieran ante el Senado hizo que el rumbo de los acontecimientos no se desviara de su curso, tal y como estaba escrito en los guiones de la pantomima estadounidense. Tanto es así que hasta los propios demócratas ya venían anunciando que los senadores republicanos iban a poner en tela de juicio la imparcialidad de esta alta institución ante la opinión pública estadounidense.

En línea con lo anterior, Jerry Nadler, gerente del juicio político de la Cámara de Representantes, aseguró en una entrevista concedida el 16 de enero a la cadena estadounidense MSNBC que, con todas las pruebas condenatorias que había en contra del líder republicano, que se hallaban en poder del Senado, sería muy incomprensible, para una gran mayoría de los estadounidenses, que los legisladores de la formación conservadora mirasen a otro lado y decidieran absolver sin más a su dirigente.

A pesar de que los demócratas han reunido evidencias, que consideran abrumadoras y convincentes, y de que la mayoría de los senadores ha absuelto a Trump, los demócratas han logrado salirse con la suya y han conseguido incluir al republicano en la lista de los mandatarios que han tenido que hacer frente a un juicio político. Hasta ahora solo habían sido dos, a saber: Andrew Johnson, en 1868; y Bill Clinton, en 1998.

Los demócratas iniciaron la investigación de juicio político después de una denuncia de irregularidades, presentada en agosto de 2019, que reveló los intentos del líder republicano por lograr que autoridades ucranianas investigasen al exvicepresidente y aspirante presidencial demócrata de 2020 Joe Biden. Mientras, la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca ordenó al Departamento de Defensa (el Pentágono) suspender las ayudas militares a Kiev.

Agencias

Deja una respuesta