Rusia dice que no va a ‘asfixiar’ económicamente a Norcorea

Rusia ha enfatizado que no está lista para aplicar nuevas sanciones contra Corea del Norte y ‘estrangular’ económicamente al país asiático.

Igor Morgulov ha declarado este viernes que Rusia no está lista para participar en el proceso de imponer nuevas sanciones contra Pyongyang que van a estrangular económicamente al país asiático, según ha informado la agencia de noticias rusa Interfax.

Asimismo, Morgulov ha dicho que la presión sobre Corea del Norte está acercándose a “una línea roja” por lo que considera que garantías de seguridad por parte de EE.UU. hacia Corea del Norte podrían ser objeto de conversaciones entre Pyongyang y Washington.

Por otra parte, indica que Moscú tiene actualmente “muchos canales de comunicación” con Corea del Norte, que, de una manera o otra, están dando sus frutos. Asegura además que aún no hay contactos de alto nivel entre Moscú y Pyongyang, pero es posible que se establezcan.

En otra parte de sus declaraciones, el viceministro indica que Rusia no va a deportar inmediatamente a los trabajadores norcoreanos, aunque gradualmente cumplirá con la resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSNU) sobre los trabajadores.

Pyongyang culpa a EE.UU. y su ‘chantaje nuclear’ por la escala de tensión en la península, pero dice estar dispuesta a comunicarse con la ONU sobre el tema.

Esta misma jornada, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha mantenido una conversación telefónica con su homólogo de EE.UU., Donald Trump, sobre el programa nuclear de Corea del Norte. Según la Casa Blanca, ambos discutieron trabajar para resolver “la peligrosa situación” en Corea el Norte.

Hace una semana el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, comunicó a su par estadounidense, Rex Tillerson, que Pyongyang está listo para emprender negociaciones directas con Washington. Tillerson habló el miércoles de un posible diálogo ‘sin precondiciones’ con Pyongyang, sin embargo, la Casa Blanca descartó poco después negociar con Corea del Norte.

De hecho, Washington podría estar planeando incluso imponer un bloqueo marítimo a Pyongyang, por lo que Corea del Norte ha advertido que considerará un bloqueo naval en su contra como un acto de guerra y atacará a EE.UU. y sus aliados asiáticos.

La tensión entre Corea del Norte y EE.UU. ha aumentado en los últimos meses por las pruebas nucleares y de misiles balísticos de Pyongyang y las periódicas maniobras militares de Seúl y Washington en la región, entre otras cosas.

Deja una respuesta