Rusia asegura tener las pruebas del ataque de EEUU a una aldea siria

El ministerio de Defensa de Rusia ha asegurado tener las pruebas del ataque de EEUU la aldea siria de Al Jinah, informó el portavoz del ente, Ígor Konashenkov.

Además subrayó que Rusia espera los comentarios del Pentágono respecto al bombardeo de la aldea ya que las pruebas en el lugar de los hechos le vinculan directamente con estos sucesos.

“Pienso que pronto deberíamos esperar los correspondientes comentarios por parte de los colegas estadounidenses”, aseveró al comentar toda la campaña mediática que intentó culpar a Rusia pero terminó develando la participación de la fuerza aérea de la coalición encabezada por EEUU que opera en Siria.

Según el portavoz, “los errores trágicos que pueden conducir a la muerte de civiles suceden en cualquier guerra”.

“Sin embargo el incidente de la noche pasada en la aldea siria de Al Jinah volvió a mostrar que los principales medios de prensa extranjeros deberían hacer profesionalmente su trabajo antes de publicar noticias antirrusas, y estudiar a fondo los hechos, buscando siempre la verdad hasta el final”, subrayó.

Konashénkov afirmó que “el trágico incidente en la aldea siria de Al Jinah se convirtió en el momento de la verdad para el mecanismo depurado del sistema occidental de la propaganda antirrusa con la participación de los principales medios de prensa”.

“Las primeras noticias sobre la muerte masiva de civiles a consecuencia del bombardeo fue publicada por la Red Siria de los Derechos Humanos radicada en Londres, y la fuente de estas fueron, como de costumbre, los llamados activistas de los Cascos Blanco”, señaló.

Posteriormente, la noticia, con insinuaciones que buscaban implicar a la aviación de Rusia o de Siria “fueron difundidas rápidamente por los principales medios de prensa europeos (Bild y Euronews)”.

Todo debía haber marchado, según el portavoz ruso, de acuerdo al “guión descrito en reiteradas ocasiones”.

“Primero vienen las publicaciones de pruebas falsas de los crímenes del régimen sirio y quienes lo apoyan por parte de organizaciones tales como Human Rights Watch o Bellingcat, y concluye con declaraciones de las Cancillerías de Gran Bretaña o Francia con la exigencia de investigar inmediatamente estos crímenes de guerra”, recordó.

Pero, en opinión de Konashenkov, “esto no sucedió así”.

“En lugar de ello apareció inesperadamente en el lugar de la explosión el fragmento de un misil aéreo del tipo aire-tierra AGM-114 Hellfire, que no dejó oportunidad alguna a la coalición internacional callar o permitir a los diplomáticos practicar la retórica antirrusa”, destacó.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario