Putin compara el acoso de EEUU a Nord Stream 2 con Huawei

SAN PETERSBURGO, RUSIA.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, comparó hoy las acciones promovidas por Estados Unidos contra el gasoducto Nord Stream 2 y la compañía de telecomunicaciones china Huawei, al señalar que en ambos casos EEUU defiende sus intereses en detrimento de los de otros.

Respecto a la consecuente oposición de Estados Unidos a la construcción del gasoducto Nord Stream 2 el mandatario afirmó durante su discurso en la sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo que tanto Rusia como los demás países interesados en el proyecto.

Para Putin, el gasoducto “responde completamente a los intereses nacionales de todos los participantes, tanto los europeos como a Rusia”.

“Si no respondiera a sus intereses, nuestros socios no estarían presentes. ¿Quién los obligaría a la fuerza? Participan porque están interesados en la realización del proyecto”, argumentó.

Sin embargo, según el presidente ruso, este “no se adecúa a la lógica y no se corresponde con los intereses de quienes en el marco del modelo universalista existente se acostumbraron a la exclusividad y la impunidad, y a que por sus cuentas deben pagar otros”.

“Y por ello intentan torpedear el proyecto”, alegó en una clara alusión a EEUU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado abiertamente a Berlín por su apoyo al Nord Stream 2, que suministrará directamente gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico, al afirmar que Alemania estaría “totalmente controlada” por Rusia por la energía que recibe de Moscú.

Las autoridades rusas defienden, en cambio, que se trata de un proyecto puramente comercial que está vinculado al aumento del consumo energético y la reducción de la producción en Europa.

Putin comparó esta situación con la de “la compañía Huawei, a la que tratan no solo de acosar, sino de expulsar sin ceremonias del mercado global”, que ya es calificado en algunos círculos “como la primera guerra tecnológica de la era digital que está llegando”.

Según el mandatario, la rápida transformación digital, las atractivas tecnologías y mercados parecería que están “destinados a ampliar los horizontes para todos los que estén abiertos a los cambios”.

“Pero aquí también, lamentablemente, se erigen obstáculos: se implementan prohibiciones directas a la compra de activos de alta tecnología”, subrayó.

La decisión de Washington de incluir a mediados de mayo a Huawei en una lista de compañías a las que se impide el acceso a la tecnología y al mercado estadounidenses ha levantado preocupaciones en todo el mundo sobre cómo va a afectar la medida a los productos de la multinacional china o al despliegue de esta tecnología.

Putin indicó que “todo monopolio significa siempre concentración de ganancia en manos de unos en detrimento de los restantes. Y en este sentido los intentos de monopolizar la nueva ola tecnológica, limitar el acceso a sus logros, llevan a un nuevo nivel sin precedentes la desigualdad global entre países y regiones”.

“Y eso, como sabemos, es la principal fuente de inestabilidad”, incidió.

El jefe de Estado argumentó que esto se debe a que “el comercio global dejó de ser el motor incuestionable de la economía mundial, pero el nuevo motor, que debía corresponder a las tecnologías modernas, todavía no está ajustado y no funciona a toda máquina”.

El presidente recordó que si antes de la crisis económica de los años 2008-2009 la relación del intercambio comercial crecía constantemente respecto al PIB global, con el tiempo esta tendencia cambió.

“La correlación entre el comercio mundial y el PIB global establecidos en 2008 no pudo ser mejorada”, observó y señaló que pese al aparente crecimiento económico el actual modelo de relaciones económicas internacionales “está en crisis”.

EFE

Deja una respuesta