Protesta, disturbios y muertos en varias ciudades contra violencia policial en Bogotá (video)

Al menos 7 muertos, luego de la muerte de un abogado a manos de la Policía

BOGOTÁ.– Al menos 7 personas fallecieron ayer durante las violentas protestas que se desencadenaron en Bogotá por la muerte del abogado colombiano Javier Ordóñez, quien perdió la vida tras ser violentamente sometido por dos agentes policiales, quienes le aplicaron varias descargas eléctricas con una pistola táser en el barrio Villa Luz, en la localidad de Engativá (occidente de Bogotá). 

La información ha sido confirmada por el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, quien ofreció “una recompensa de hasta 50 millones de pesos (unos 13.444 dólares) por información que conduzca a la captura de los autores del homicidio de 7 personas durante esta jornada violenta en Bogotá y en el municipio de Soacha, así como por los responsables de hechos de vandalismo”.

Al grito de “asesinos, asesinos”, unas 300 personas, en su mayoría jóvenes, lanzaron piedras, pintura y otros objetos contra el Comando de Acción Inmediata (CAI) del barrio Villaluz, en el oeste de Bogotá, al que estaban asignados los dos policías implicados en el hecho.

Los manifestantes atravesaron ramas de árboles en la vía pública y algunos usaron las patinetes en las que llegaron hasta el lugar para golpear los vidrios del cuartelillo policial mientras un escuadrón antimotines intentaba poner orden en la situación.

En medio de la agitación fue incendiada una motocicleta y atacado un vehículo del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General, que es la encargada de esclarecer los hechos que condujeron a la muerte de Ordóñez.

ABUSO Y BRUTALIDAD

El abogado, de 46 años y padre de dos hijos pequeños, falleció en una clínica a la que fue trasladado luego de que dos policías lo doblegaran con brutalidad y el uso prolongado de pistolas eléctricas Táser en frente del edificio donde vivía.

El caso ha causado profunda indignación en Colombia por la brutalidad de los agentes en este episodio, muy similar al del afroamericano George Floyd, que en mayo pasado fue estrujado por policías de Mineápolis (EE.UU.) y murió horas después en un hospital.

“Por favor, ya”, “agente, le ruego”, se le escucha decir a la víctima, ya inmovilizada en plena calle por los dos policías que intentaban arrestarlo después de un altercado, al parecer por estar bajo los efectos del alcohol.

Las imágenes, que estremecieron a los colombianos, fueron grabadas por testigos del abuso policial que incluso le pedían a los agentes que no le causaran más daño a la víctima, sin obtener respuesta.

La manifestación de esta tarde en Villaluz fue convocada en las redes sociales por personas que pedían ir de manera pacífica hasta el CAI del barrio para exigir justicia, pero la situación pronto se salió de control.

Los desórdenes obligaron a los comerciantes del barrio a cerrar sus negocios y la Policía envió el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) para restaurar el orden.

LOS DESÓRDENES SE PROPAGAN

Por la noche, los ataques a los CAI de la Policía se repitieron en otros barrios de Bogotá, como La Gaitana, La Soledad, Ciudad Berna, Ciudad Roma y Usme, donde manifestantes prendieron fuego a esas instalaciones.

La muerte de Ordóñez este miércoles llevó a cientos de personas a llenar las calles de Bogotá, Cali y Medellín. Graves disturbios arrasaron parte de la capital colombiana, sobre todo en las localidades de Bosa, Suba, Kennedy y Engativá. Según los reportes policiales, los manifestantes atacaron 27 Comandos de Acción Inmediata (CAI) e incendiaron a otros 12.

Durante los disturbios, 21 uniformados resultaron con heridas de consideración, mientras los participantes en las protestas prendieron fuego a un vehículo y un bus de TransMilenio. 

Según la Secretaría de Seguridad y Convivencia de Medellín, durante las protestas, encapuchados atacaron la sede del Comando de la Policía Metropolitana, lo que obligó a enviar al lugar un escuadrón del Esmad.

En Cali, manifestantes se tomaron una estación de autobuses urbanos y desplegaron una pancarta que decía: “Policía en todas partes, Justicia en ningún lado”.

La violencia callejera fue rechazada por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien llamó al orden a la ciudadanía.

“Así como condenamos el abuso policial también condenamos la violencia y vandalismo por parte de algunos manifestantes. El abuso y la violencia no se solucionan con más violencia. Es en estos momentos donde debemos aferrarnos a la Constitución y movilización ciudadana pacífica”, dijo la alcaldesa en su cuenta de Twitter. (EFE y agencias)

Deja una respuesta