Presidente Maduro acusa a oposición de planear una situación para justificar intervención de EEUU

El presidente de Venezuela denunció que la derecha venezolana, en confabulación con la Armada de EE.UU., pretendía desarrollar un plan para derrocar al Gobierno chavista.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, acusó el domingo al jefe de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, y a otros líderes opositores de urdir un plan para dar un golpe de Estado y desencadenar una intervención militar de Estados Unidos.

Maduro afirmó que el supuesto complot fue “desmantelado” e incluía a Borges como líder de “una junta (de gobierno) de transición”. Mencionó igualmente al vicepresidente del Legislativo, Freddy Guevara, y a la exdiputada María Corina Machado.

El jefe de Estado explicó que el primer movimiento de la cadena de eventos consistía en conseguir una resolución en contra de Venezuela para luego incrementar la violencia en las calles con el objetivo de causar una “conmoción en el país” lo que se vincularía con la traición de un grupo de militares activos que saldría a llamar a acción golpista.

“No exagero cuando digo que una cadena de eventos de estas características que fue planificada para activarse esta semana, iba implicar llegada de las flotas y tropas gringas a tierra venezolana para justificar una operación militar humanitaria y ocupar nuestro país”, manifestó.

No exagero cuando digo que una cadena de eventos de estas características que fue planificada para activarse esta semana, iba implicar llegada de las flotas y tropas gringas a tierra venezolana para justificar una operación militar humanitaria y ocupar nuestro país”, dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Maduro acusa al presidente del Parlamento nacional de ser el principal líder de los grupos violentos que perturban la paz y la seguridad de Venezuela.

La noche del miércoles, autoridades venezolanas detectaron un centro de operaciones que buscaba perpetrar un sabotaje y afectar la plataforma informática del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Maduro dijo que hay cinco detenidos por el complot, pero solo identificó a Roberto Picón, asesor electoral de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al que calificó de “una persona muy íntima” del excandidato presidencial Henrique Capriles.

Durante el operativo, se incautaron dos servidores y “desde esos equipos se estaba preparando un proceso de jaqueo, intervención y sabotaje de todo el sistema informático (del CNE)”, denunció el dignatario bolivariano.

La MUD, que ha llamado a desconocer la Constituyente por considerarla un “fraude”, pidió el miércoles a los ciudadanos que se preparen para un proceso de “rebelión democrática” que evite las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente a celebrarse el 30 de julio.

 

 

Deja una respuesta