Paramilitares iraquíes progubernamentales se enfrentan a kurdos en avance hacia zona petrolera clave

BAGDAD (Reuters) – Grupos paramilitares partidarios del Gobierno de Irak lanzaron el martes una ofensiva contra tropas kurdas cerca de la frontera con Turquía, en un intento por avanzar a una zona estratégica donde se encuentran las instalaciones de un importante oleoducto que Bagdad quiere poner bajo su control.

 Irak ha transformado el equilibrio de poder en el norte del país desde que inició una campaña la semana pasada para tomar control del territorio en manos de los kurdos, que gobiernan en tres provincias y además han capturado áreas aledañas. Los kurdos realizaron un referendo sobre la independencia el mes pasado que el gobierno central calificó como ilegal.

Bagdad respondió tomando control de la ciudad de Kirkuk, las áreas productoras de petróleo de los alrededores y otras zonas que los kurdos habían recuperado de manos del Estado Islámico.

El primer ministro Haidar Abadi ordenó a su Ejército que recapture todo el territorio del norte y también exigió asumir el control de los cruces fronterizos iraquíes con Turquía, todos los cuales se encuentran dentro de la región autónoma kurda.

Un funcionario kurdo dijo que las fuerzas de seguridad locales, conocidas como Peshmerga, habían logrado repeler el avance de grupos paramilitares – apoyadas por Irán – en la región de Rabi‘a, situada unos 40 kilómetros al sur de la zona fronteriza de Fish-Khabur.

El sector es estratégicamente vital porque alberga un oleoducto clave para transportar el crudo desde el norte de Irak hacia Turquía, la principal ruta para exportar los suministros de la región, cruciales para cualquier intento de la comunidad kurda por independizarse.

Hasta el momento, los enfrentamientos han tenido lugar fuera de la región autónoma de Kurdistán, pero Fish-Khabur está localizada al interior, de modo que cualquier ofensiva en el cruce fronterizo representaría una grave escalada del conflicto, puesto que llevaría tropas de Bagdad a territorio innegablemente kurdo.

La posibilidad de un conflicto mayor en la zona ha contribuido a un repunte de los precios internacionales del crudo. Fuentes de la industria informaron el martes que los envíos hacia Turquía desde el ducto de Kurdistán se ubican en 300.000 barriles de petróleo por día (bpd), la mitad del volumen habitual de unos 600.000 bpd.

El Parlamento regional de Kurdistán anunció el martes que aplazó en ocho meses unas elecciones presidenciales y legislativas de la comunidad, ante los desacuerdos sobre los candidatos en medio de las turbulencias surgidas tras el referendo por la independencia del 25 de septiembre.

Deja una respuesta