ONU expresa preocupación por asesinatos de líderes sociales en Colombia

BOGOTÁ— La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia manifestó su preocupación por los asesinatos de líderes sociales en el país.

“La Oficina observa con profunda preocupación la persistencia de casos de asesinatos de defensores de derechos humanos en el territorio nacional”, indicó el organismo en un comunicado.

En el mismo rechazó “la estigmatización que algunos funcionarios públicos hacen” de los líderes sociales, luego de que el ministro de Defensa dijo el pasado fin de semana que varios de los asesinatos se produjeron por un tema “de linderos, de un tema de faldas, de un tema de pelea por rentas ilícitas” y causas ajenas al postconflicto.

“Esto es muy peligroso, ya que parece querer justificar asesinatos que en ningún caso son justificables”, dijo la ONU.

Asimismo, detalló que de acuerdo con su trabajo en terreno, “la Oficina ha verificado durante este año y hasta hoy, 20 de diciembre, en el caso de defensores de derechos humanos y líderes, un total de 105 homicidios”.

Al respecto detalló que 73 asesinatos fueron cometidos contra líderes y lideresas, “18 asesinatos de miembros de movimientos sociales y políticos, y 14 víctimas durante movilizaciones sociales”, y agregó que la Oficina tiene otros once casos más en proceso de verificación.

El Gobierno, por su parte, sostiene que en lo que va del año han sido asesinados 60 líderes y que más del 60% de los casos ha sido esclarecidos.

Los casos de homicidios de líderes y defensores han ocurrido en zonas de las cuales salió la ahora disuelta guerrilla de las FARC (convertida en partido político de izquierda) y en las que se ha generado un vacío de poder por parte del Estado.

De acuerdo con la ONU, varios grupos criminales del país son los responsables de los homicidios, los cuales se han dado porque los líderes ejercen labores de defensa de los derechos humanos, como “denunciar la existencia de economías ilícitas y el accionar de la criminalidad, reivindicar derechos propios o colectivos y apoyar (…) el Acuerdo de Paz”.

Por último destacó que el asesinato de defensores de derechos humanos en Colombia “es muy grave, dado que afecta a la población más vulnerable del país”, e hizo un llamado a que se prevengan los ataques y se juzgue a los responsables.

 

Deja una respuesta